Máximo Araujo, con sus 20 tantos, complicó a la defensa de Instituto