Franco Cervi -a la derecha- festejando uno de sus goles