Barucco y Urquiza celebran el ascenso