La familia regresó el 12 de marzo de Italia y fue denunciada por no cumplir la cuarentena