La felicidad del plantel de Los Charabones, que pisó fuerte en Catamarca y ahora irá por el título