El escolta santiagueño José Montero fue importante en la última victoria de San Isidro