El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach