Rojas, Franco y Pissani sueñan con el título