Fluminense y Botafogo se niegan a jugar el torneo carioca

Fútbol

El alcalde de la ciudad de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, aceptó el pedido de los clubes Fluminense y Botafogo de no presentarse a jugar los partidos por el torneo carioca, ante los casos positivos de coronavirus registrados.

"Sus partidos permanecen en suspenso y pedimos a la gente que entiendan sus razones. Ahora el calendario será reprogramado, porque estos dos equipos por ahora no jugarán", declaró el funcionario.

En tanto Botafogo, en su cuenta oficial de la red social Twitter, confirmó 17 casos positivos del coronavirus entre los que figuran 5 atletas, 6 integrantes del cuerpo técnico y 6 miembros de familia.

Además, Corinthians de San Pablo también comunicó por la misma red social, 8 casos de contagiados por el virus entre jugadores, cuerpo técnico y empleados involucrados en los entrenamientos, aseguró el diario deportivo Lance!.

Según el club paulista, que cuenta en su plantel con el delantero argentino Mauro Boselli (ex-Boca Juniors y Estudiantes de La Plata), los infectados son asintomáticos y deberán cumplir con un aislamiento de diez días.

Tras las manifestaciones de sus simpatizantes, los directivos de Fluminense y Botafogo anunciaron que no jugarán sus partidos correspondientes al torneo estadual, desoyendo el pedido del presidente del país, Jair Bolsonaro, para el reinicio del fútbol en Brasil.

La competencia se retomó el viernes pasado con la goleada por 3 a 0 de Flamengo (campeón del Brasileirao) ante Bangú, como local en el Maracaná de la ciudad carioca.

Los futbolistas de Botafogo se entrenan en sus respectivas casas, luego de que cinco integrantes del plantel y seis miembros del cuerpo técnico dieron positivo en los controles de Covid-19, aunque el club mantiene en reserva sus identidades.

Brasil es después de los Estados Unidos, el país con mayor cantidad de infectados por la Covid-19, hasta el momento llega registrados más de un millón y también el segundo a nivel mundial de defunciones, contabiliza más de 50.000 fallecidos por la pandemia.