80 años de historia

El pasado martes 24, el hogar "verde", el Oscar C. Boero, cumplió 80 años de vida, de historia pura para el fútbol de nuestra ciudad. A continuación, su historia, sus 8 décadas de amor puro entre sus hinchas y los colores.

Luego de casi dos años y medio de trabajo, de los cuales incluso participaron sus jugadores, el 24 de septiembre de 1939, Sportivo Belgrano inauguró su nuevo field -como por entonces se conocía a los estadios de fútbol- ubicado en la intersección de lo que hoy son avenida Rosario de Santa Fe y Dorrego.

Durante casi 20 años, la "verde" había tenido su campo de deportes en el sector oeste de la Plaza Vélez Sarsfield pero una disposición municipal primero y un incendio -en febrero de 1937- que acabó con gran parte de las instalaciones después, obligaron la mudanza.

El nuevo predio, paradójicamente frente al de Tiro y Gimnasia, el otro equipo despojado de su estadio -en el sector este de la plaza-, se ubicó en un sitio que poco a poco se poblaba y ampliaba, en el corazón de barrio Alberione.

La primera función

El juego inaugural fue ante un invitado de lujo, Unión de Santa Fe, campeón santafesino por entonces. La derrota 0-2 fue solo una anécdota que se perdió en el tiempo, lo importante fue el estreno, la primera función del estadio de Sportivo Belgrano que con los años iría afianzando su mote de fortaleza, primero en la Liga Cordobesa y luego en los campeonatos nacionales.

Las páginas de este diario, en la previa del choque, calificaban al "tatengue" como uno de "los cuadros más calificados del interior de la república, incluyendo entre estos a los poderosos equipos de Newells y Rosario Central". La importancia y trascendencia fue tal, que la Liga Regional de Fútbol decidió postergar la fecha que debía jugarse ese mismo domingo.

Ante "una crecida cantidad de público que se dio cita en el field de los verdes para presenciar este interesante cotejo", Sportivo -que era multicampeón local- alineó a estos 11 jugadores que pasaron a la historia por ser parte del club en el primer partido en la historia del estadio: Inaudi; Antonio Bevacqua y Guido Vidal; Candelaressi, Gazzera y Santos Bevacqua; Sánchez, Abelardo López, Carlos Márquez, Octavio Biancotti y Dionisio López.

El árbitro fue un exjugador de la "verde", Girio Pierini. Según los registros de la época, un total de $29.610 quedaron en boleterías, una cifra menor de lo que el club pagó para que llegara a la ciudad el elenco santafesino, por quien abonó $35.000.

El debut oficial, se demoró varios meses

El estreno del estadio de Sportivo Belgrano en un partido de carácter oficial se demoró meses. ¿Por qué? Porque días después de la inauguración ante Unión, más precisamente el 8 de octubre de 1939, la "verde" venció como visitante a San Isidro y se coronó campeón de la Liga Regional, nuevamente, con tres fechas de antelación al final del certamen.

Por esta razón, los demás clubes que integraban el torneo pidieron la postergación del mismo, medida a la cual adhirió la liga dado que el elenco de barrio Alberione era inalcanzable en las posiciones.

Ya en el año 1940, la comisión directiva de Sportivo solicitó a la Liga Cordobesa la afiliación de la institución para poder competir en la liga capitalina. Luego de un debate que se extendió por días en la Docta, el ingreso fue autorizado y desde entonces, y hasta 1999, la "verde" se codeó con los mejores de Córdoba.

"La afición local bordeando el field de Belgrano, ofrecerá un marco imponente al brillante cotejo", titulaba LA VOZ DE SAN JUSTO el...

El primer partido como local de Sportivo Belgrano en la historia de la Liga Cordobesa, a su vez, fue el primer partido oficial del estadio "verde". El rival fue Universitario, que se llevó el triunfo.

En esta oportunidad, el once que pasó a la historia fue el siguiente: Jorge Inaudi; Ítalo Anfossi y Guido Vidal; José Bavacqua, Sebastián Gazzera y Santos Bevacqua; Pedro Sánchez, Abelardo López, Carlos Márquez, Octavio Biancotti y Dionisio López.

Grandes cambios

En el transcurso del año 1960, la Liga Cordobesa adoptó un reglamento estricto para con los clubes que participaban en la primera división del certamen, otorgando como fecha límite para su cumplimiento el 31 de diciembre de ese año. Entre las mejoras exigidas, se destacaban: que el estadio debía tener capacidad para, al menos, 5.000 personas.

Por ello, y con el fin de adaptarse a esas exigencias, Sportivo Belgrano implementó una nutrida cantidad de tareas en su casa, a los fines de cumplimentar en tiempo y forma con lo requerido.

Según se informaba en las páginas de LA VOZ DE SAN JUSTO durante aquellos meses, el club habilitó "un baño privado para el árbitro y duchas en el vestuario local, dependencias indispensables de las que carecía".

"Se ha elevado la altura del tapial que da a la parte este del field, destinándose la ampliación para carteles publicitarios. Se ha mejorado ostensiblemente al sector de plateas con la construcción y colocación de butacas de cemento que dan al público una mayor comodidades", continuaba el texto, publicado el 22 de agosto de 1960.

Además, como las obras de mayor importancia, se destacaron la construcción de las tribunas norte -donde hoy se levanta la Bicentenario- que poseía capacidad para albergar a 2366 personas y sur -donde se erige la tribuna Ciudad de San Francisco- para 1.200 hinchas. 

Contra los grandes 

Desde 1942 en adelante, los cinco equipos denominados "grandes" del fútbol argentino llegaron a San Francisco para medirse en el estadio de Sportivo Belgrano, ante la "verde". El último de ellos fue Independiente, en el único de esos partidos, jugados en el field de barrio Alberione, de carácter oficial. Fue por el Torneo Nacional B, en 2013, y fue victoria del "rojo" 1-0.

Una fachada con historia

En la esquina de avenida Rosario de Santa Fe y Dorrego se erige una monumental fachada que se transformó, con el correr de los años, en un símbolo distintivo de Sportivo Belgrano y su estadio.

El mismo fue inaugurado -como uno de los actos finales por las bodas de oro del club- el 26 de abril de 1964, en la previa de un choque ante Belgrano de Córdoba que finalizó igualado 0 a 0, en el marco de la Liga Cordobesa.

El presidente de la "verde", por entonces, era Ambrosio Aimar, quien además fuera ciclista olímpico.

La misma luce en la actualidad, con los retoques propios debido al paso del tiempo, de la misma manera en la que, en aquella lluviosa tarde, fue inaugurada.

El nombre

El 15 de abril de 1989, día en el que Sportivo Belgrano festejó sus Bodas de Diamante (75 años), el estadio fue bautizado con el nombre de "Oscar C. Boero", en honor a quien presidió los destinos del club por mayor período de años, entre 1941 y 1957.

Bajo su presidencia, el elenco de barrio Alberione dio sus primeros pasos en la Liga Cordobesa y fue campeón en los torneos Preparación 1945, Preparación y Copa "Atilio Antinucci" 1954, Oficial y Copa de Honor 1956.

Por aquellos años, Sportivo presentaba además una abanico importante de disciplinas deportivas además del fútbol. 

Show de goles

La máxima goleada de la historia de la Liga Cordobesa se produjo en barrio Alberione y fue la que le propinó Sportivo Belgrano, el 11 de septiembre de 1949, a Lavalle. Fue 20 a 0, con 10 goles del delantero Bernasconi, que a su vez puso su apellido en el récord de goles conseguidos por un mismo jugador en un solo partido de LCF.