El amor es más fuerte

Defensores de Frontera los tuvo como jugadores pero ahora ellos regresaron con elbuzo de DT para conducir a su entrañable club en la categoría B durante la presente temporada.

El barrio, el amor a la camiseta que supieron transpirar, la nostalgia de un tiempo pasado los trajo de vuelta al club para seguir ayudándolo de manera desinteresada a su crecimiento deportivo e institucional. De ahí entonces que hace poco se convirtieron en el flamante cuerpo técnico que guiará a Defensores de Frontera en el año de su debut en la categoría B de la Liga Rafaelina de Fútbol.

Héctor Vallejo y Daniel Cuello, la dupla técnica de primera división junto a Pablo Figueroa, a cargo de la reserva, dialogaron con LA VOZ DE SAN JUSTO acerca del nuevo ciclo que comenzarán en su entrañable entidad, esa por la que mostraron visiblemente su sentido de pertenencia. Es que el amor es más fuerte.

 

-Volver al club como entrenadores debe ser una sensación especial...

-La inauguración de la cancha sirvió para que nos juntáramos varios exjugadores y desde allí nos empezamos a reunir con la idea de trabajar por el club.

A fines del año pasado la dirigencia nos contactó, nos reunimos y expusimos nuestro proyecto y nos pusimos de acuerdo. Es una situación muy linda y a la vez todo un desafío.

Si bien aparecemos como una dupla, al cuerpo técnico lo integran Pablo Figueroa, que también está con la reserva, Gonzalo Trainoni a cargo de la sexta y el preparador físico Claudio Vaudagna. Sabemos que trabajando en grupo haremos mejor la tarea. (Vallejo y Cuello).

 

-¿Qué objetivos se plantearon?

-Nuestra intención es que el club se afiance en la B. Sabemos que es una categoría competitiva, entonces queremos hacer una campaña regular para afirmarnos, y al mismo tiempo tratando de llevar a algunos juveniles a la división reserva y por qué no a primera. (Vallejo)

 

-Queremos trabajar con las inferiores, para que ellos vayan sintiendo el amor a la camiseta. (Cuello)

-Apuntamos a un proyecto a largo plazo con juveniles que lleguen a jugar en primera, que sean todos jugadores del club, que sientan la camiseta como nosotros que volvimos al club para hacer un aporte transmitiendo la experiencia que tuvimos de técnicos como Juan Carlos Demichelis que nos marcó como jugadores.

Apuntamos a que el club crezca pero paso a paso. Apuntamos a un estilo de juego, que primera, reserva y sexta tengan una misma idea de juego. (Figueroa)

 

-¿Cuándo iniciarán la pretemporada?

 

-La pretemporada la vamos a llevar a cabo en el Polideportivo Municipal de Frontera y comenzará el 27 de febrero, por eso invitamos a todos los chicos que se quieran sumar se acerquen al club. Lo único que prometemos es trabajo y lograr el sentido de pertenencia que deben tener los jugadores con el club, como lo tenemos nosotros que trabajamos a "ad honorem", porque lo hacemos por un club que es modesto pero con gente honesta. (Cuello)

 

- Tenemos que armar dos planteles, primera y reserva, más sexta, además de las inferiores. La idea es mirar a las formativas y tratar de bajar la edad de reserva, de foguear a los juveniles fundamentalmente. (Vallejo)

 

 -¿Algo para agregar?

-Es un desafío importante para nosotros, más allá de la experiencia que tuvimos en otros equipos, dirigir primera siempre tiene otra presión y genera expectativa, por eso estamos en un lugar privilegiado en el sentido de que nos eligieron para llevar a cabo un proyecto en el que volcaremos las enseñanzas que tuvimos con el "Negro" Demichelis que revolucionó el futbol de Frontera en su época. (Cuello)

 

-Sin dudas que es todo un compromiso para nosotros como exjugadores del club. Vamos a poner todo nuestro empeño, transmitiendo nuestros conocimientos y los recibidos de técnicos como Demichelis y Daniel Sánchez, enseñando valores.

Para este proceso también sumamos al "profe" Claudio Vaudagna quien tiene una enorme experiencia en la Liga y que resulta un aporte importante. (Vallejo).

-Queremos que la familia se acerque para que el jugador se sienta acompañado, que pueda jugar ante su público porque deberemos hacernos fuerte de local y entonces necesitamos que la gente vuelva a la cancha. (Figueroa)