El campeón sin descanso

Maximiliano Oddi se consagró Campeón Argentino Amateurs de Boxeo en San Juan este fin de semana, donde además, quedó seleccionado para la Selección Argentina. Al regresar, le confirmaron que este viernes, vuelve al ring.

Y así, casi sin darse cuenta, Oddi empieza a tocar el cielo con las manos. El sanfrancisqueño de 19 años, que debió sobrellevar varias lesiones en su carrera y esperar su incursión por el ring varios años, tuvo en este 2018 su explosión y a base de triunfos, con mucho entrenamiento y sacrificio, cierra el año cosechando lo que sembró.

Fueron más de 15 peleas en el año las que lo llevaron al Nacional Amateurs de Boxeo en San Juan y fueron esas mismas peleas las que lo hicieron llegar con confianza para adueñarse del titulo en su categoría hasta 64 kilos y robarse la mirada de entrenadores nacionales, para ser parte de la Selección Argentina de Boxeo desde enero del 2019: "La verdad que nunca pensé en que cerraría un año así, ganar, ser Campeón Argentino y hasta me mandaron a hacer el pasaporte para viajar con la Selección Argentina, no se si estoy soñando o que" comienza contando en risas el joven boxeador.

-Una pasión, que es hereditaria...

-Mí papá boxeaba, de chico que empecé a boxear, siempre quise, tuve que pasar algunas lesiones, demoré mi debut, me pasaron algunas cosas, pero por suerte empecé a ganar y este año es el mejor de todos.

-Tuviste un año movido...

-Lo más importante era llegar a los Nacionales, por suerte lo logramos, fue un año intenso, con más de 15 peleas, gané las peleas que tuve que ganar, provinciales y regionales, gané, me sentí siempre bien y se dio el pase al Nacional.

-Tu primer Nacional de boxeo...

-Entrené mucho y trabajé fuerte, muchos nervios tuve desde que llegué, el pesaje me dio bien, debuté contra San Juan, gané por nocaut en el primer round, después fui contra Misiones, una pelea muy dura, la gané bien y llegué a la final con al Campeón Nacional, sabía que lo podía herir, fue una pelea muy cerrada, cuide cada detalle, y di al todo o nada, logré conectarle una mano y se terminó todo, una emoción muy grande.

-¿Imaginaste ser el campeón en la previa?

 -Me tenía confianza, pero era difícil, por suerte lo logré, había veedores de la Selección Argentina y a penas me consagré campeón, me llamaron y me avisaron que en enero empiezo a entrenar en Buenos Aires, con chances de pelear en el exterior, estoy muy feliz.

-No te dan descanso...

-Llegué y mi entrenador Víctor Hugo Castro y Franco Bonaza, me avisaron que ya peleo otra vez este viernes, estoy muy bien, me siento muy bien, es en una velada en San Guillermo, voy ante un salteño.

-¿Como será lo de la Selección Argentina?

-Será duro, con los mejores del país, pero me siento muy confiado, voy a disfrutar cada paso y cada entrenamiento, no me quiero ilusionar, pero me seduce mucho tener posibilidades en el exterior, ojalá todo se vaya dando en su momento.

-Agradecimientos...

-A mí familia que siempre me acompaña en todo, a mis entrenadores, a mis amigos, y a todas las empresas que me acompañan que son muchas, incluso quiero agradécele a la Municipalidad de San Francisco que me dieron una mano grande para viajar a este nacional, a todos ellos muchas gracias.