“El Ceibo es un club que tiene mucho potencial”

Afirmó el base sanfrancisqueño Agustín Lozano tras su llegada a la institución de la "Flor Nacional". Además, el basquetbolista de 27 años -con pasado en Liga Argentina- destacó que lo sedujo el llamado del entrenador Eduardo Blengini.

Agustín Lozano entrenando en el estadio “Antonio Cena” de Asociación El Ceibo

Agustín Lozano se mostró feliz y entusiasmado por haber sido tenido en cuenta por el entrenador Eduardo "Mara" Blengini para formar parte del plantel de Asociación El Ceibo y destacó: "Es un club que tiene mucho potencial".

La institución de Aristóbulo del Valle y Cabrera ya comenzó con sus trabajos de pretemporada para afrontar el Torneo Interasociativo de básquetbol, la Liga Provincial o si surge una invitación para disputar el Federal. "La verdad que estoy muy contento y entusiasmado por estar acá", aseguró el base sanfrancisqueño en diálogo con LA VOZ DE SAN JUSTO.

En el inicio de la charla, cuando fue consultado sobre cómo se dio su arribo al club de la "Flor Nacional", el armador comentó: "La verdad que primero me sedujo mucho el interés del 'Mara' (por el entrenador Eduardo Blengini) que viene de salir campeón provincial en Freyre (9 de Julio Olímpico) y estoy contento de que me haya tenido en cuenta. También me interesó mucho la propuesta de los dirigentes de El Ceibo, además al club se sumó más gente a trabajar y hoy es un grupo de doce personas que tiene proyectos y conoce la institución".

Al respecto, subrayó: "El Ceibo es un club que tiene mucho potencial, además tenía muchas ganas de quedarme en la ciudad y jugar acá, entonces me cerró todo".

Lozano, que tiene desde hace unos meses un emprendimiento personal ligado al deporte ya que está al frente de una cancha de pádel en la localidad de Josefina, le vino bien seguir jugando al básquet de manera profesional en San Francisco. "Por suerte se está entusiasmando mucho la gente de allá con el pádel. Me está dando una mano mi viejo y Andrés Barbarini, por eso haber llegado a un acuerdo para jugar en El Ceibo es algo positivo desde todo punto de vista ya que estaba comprometido a seguir con el emprendimiento en Josefina".

"En lo basquetbolístico estoy trabajando con Matías Tomatis y Pedro Casermeiro (quienes lo representan) y estaba esperando alguna oferta de Liga Argentina o del Torneo Federal, pero bueno justo salió estoy de El Ceibo, se dio todo bastante rápido y la verdad que estoy muy contento y entusiasmado por estar en este club. Quiero hacer las cosas bien", aseveró el jugador que hizo el minibásquet en El Tala y jugó profesionalmente en San Isidro.

"Después del largo parate por la pandemia, con la incertidumbre que hubo con los torneos de segunda y tercera categoría, que me hayan tenido en cuenta para formar parte del proyecto que tiene El Ceibo habla que uno como jugador hizo las cosas bien en los años anteriores", consideró el ex-Rocamora de Concepción del Uruguay (Liga Argentina) y Sportivo Suardi (Torneo Federal).

"Por suerte físicamente estoy bien, estuve toda la cuarentena entrenando, tanto el parte física como en el manejo del balón. Además cuando se reabrieron los gimnasios hice pesas y también le metí ciclismo y pádel. Siempre me gustó entrenar, solo me falta agarrar ritmo basquetbolístico y eso lo voy a lograr con el paso de las prácticas", acotó.

Al brindar más conceptos acerca de su nuevo entrenador, Eduardo Blengini, señaló: "El 'Mara' me conoce por ser un técnico de la ciudad ya que jugué varios años en San Francisco, sabe muy bien cuáles son mis características, sabe lo que puedo dar, tenemos confianza entre nosotros y eso me deja tranquilo".

"Es positivo que él (por Blengini) en su época de basquetbolista profesional haya jugado de base, que es mi posición, entonces puede darme buenos consejos. Ahora está haciendo una muy buena carrera como técnico y eso me pone contento", dijo con énfasis el armador que supo vestir la camiseta de Ferro de Puerto Madryn.

"Hoy por hoy me siento mucho más maduro de la cabeza ya que con el correr de las temporadas como profesional he mejorado mucho ese tema. Me di cuenta que si bien la parte física es importante, también hay que ser inteligente y saber manejar otros aspectos del juego, algo que fui puliendo en todos estos años", puntualizó.

"Quiero sumar en lo que necesite el equipo, en defensa o en ataque. Considero que soy un jugador que estuve siempre bien a la hora de marcar y después en ataque, a medida que fueron pasando los años, fui adquiriendo algunas herramientas más. Vine a El Ceibo para aportar mi granito de arena", aseguró.

En tanto, destacó: "La idea es volcar toda mi experiencia acá, si bien me considero un jugador joven (27 años), tengo varias temporadas como profesional y considero que puedo ayudar a los chicos de las divisiones inferiores. Algo que me pasó a mí en San Isidro cuando era muy chico y el hecho de haber estado con jugadores como el 'Pollo' (Jorge Toriano) y José Gutiérrez me ayudó a crecer".

Por último, "Agu" expresó: "Es un honor poder volver a jugar con Martín Müller y compartir el plantel de El Ceibo con amigos como Mateo Silveira, Tomás Silveira, Agustín Blasi y además 'Nacho' Brigato (entrenador de inferiores) está trabajando acá y eso está muy bueno. La verdad que estoy feliz de haberme sumado a este club".