En primera persona

Luego de una semana agitada en barrio Alberione, Juan Manuel Aróstegui, el nuevo presidente de Sportivo Belgrano, dialogó mano a mano con LA VOZ DE SAN JUSTO. Se refirió a cómo vivió estos días, cuál es su visión a futuro en el club, su intención de darle rodaje a los jóvenes de la institución y, además, afirmó: "Me siento fuerte y confiado".

Días agitados se vivieron esta semana en barrio Alberione. Es que mientras el impacto de la detención de Pablo Esser retumbaba, a su vez, uno de los ídolos más grandes de la historia de Sportivo Belgrano quedaba a las puertas de un desafío monumental: tomar las riendas de la institución en este difícil momento.

Y Juan Manuel Aróstegui, el máximo goleador de la "verde" en certámenes nacionales y autor de uno de los goles más importantes de la historia -aquel 30 de junio de 2013 ante Santamarina de Tandil- que le valió el ascenso al Nacional B, no dudó en ponerle el pecho.

Desde el jueves, "Juanma" se transformó en nuevo presidente del club ante la ausencia de Esser y desde entonces comenzó otro arduo trabajo: interiorizarse acerca de todo lo que sucede en la institución de barrio Alberione. Eso sí, no sin darle su propia impronta.

En un mano a mano con LA VOZ DE SAN JUSTO, ya más tranquilo pero con reuniones a lo largo de todo el día, Aróstegui se refirió a cómo vivió estas semanas intensas, a sus primeros momentos como pope de Sportivo, su intención de darle rodaje a los jugadores del club y de planificar un proyecto institucional a largo plazo y la necesidad de apoyo de sponsors, hinchas y socios. "Me siento fuerte y confiado", destacó.

Así piensa el nuevo presidente de la "verde", que además de haberse venido desempeñando como vicepresidente primero, también era el coordinador del fútbol amateur y conoce de cerca a los jóvenes talentos forjados en el predio "Nicolás Losano", en barrio San Cayetano.

Sus primeras horas como presidente

¿Cómo vivís tus primeras horas como presidente?, fue la pregunta que dio inicio a esta amena charla. "La verdad que agitado, muy agitado. El teléfono no para de sonar, las ganas y la necesidad de tener que conocer todo el manejo del club es muy grande, estoy agitado por lo rápido que fue todo esto, pero es normal", respondió sereno "Juanma".

Sus primeras acciones como pope del club de sus amores, mostraron a un Aróstegui preguntando y escuchando, interiorizándose sobre la vida institucional de la entidad de barrio Alberione.

"No pretendo saber a la perfección cada detalle, pero tengo que saber lo más posible, porque me gusta, porque necesito aprender, me gusta conocer cosas nuevas. Después seguramente cada departamento se tendrá que hacerse cargo de lo suyo pero yo necesito saber para estar supervisando y atento a cada cosa que se haga, no para controlar, para acompañar·, afirmó.

Y agregó: "Fuera de eso, estoy más tranquilo. Pasó ya lo de la presentación, el nombramiento, que la sociedad lo conozca, el desvincular al club con lo que había pasado que era algo que hacía ruido. Estoy tranquilo, a medida que voy hablando con la gente y planificando, me voy quedando más tranquilo".

"En estos días la cabeza me daba vueltas, pensaba una cosa, pensaba la otra, los sponsors, pero creo que es normal y es lo que un presidente tiene a su cargo", explicó Aróstegui.

La magnitud de Sportivo

El cargo presidencial, involucra un sin número de acciones y de trabajos a tener en cuenta y, en ese sentido, Aróstegui apuntó: "Uno como jugador lo único que mira es el vestuario y a uno mismo pero generalmente pierde de foco todo lo que se genera a su alrededor para que vos entrés a la cancha a jugar o entrenar. No se toma dimensión de lo que el resto de la gente hace para que vos estés ahí. Hoy que estoy del otro lado, se nota que son muchas las cosas. A veces esas cosas son invisibles para los hinchas y el jugador, se normalizan, son cosas que deberían estar pero para eso hay un trabajo muy grande de logística y humano".

"No estoy descubriendo nada, Sportivo Belgrano es un club grande del interior del país. Con mucha historia, con una oficina donde trabajan 7 empleados, gente de mantenimiento que está continuamente en el estadio y el predio. Es muy grande, de verdad. La idea es ir viendo y sabiendo cómo se manejaba, en qué hacer hincapié y en qué no", recalcó el ídolo "verde".

Lo deportivo

"La parte futbolística hoy está más relegada que el resto pero por una cuestión normal de la pandemia, de la asunción, de venir al club y tener que empaparme de otras cosas que también eran primordiales. Igualmente, no caben dudas, que la parte futbolística es lo más importante que tiene el club y seguramente lo vamos a abordar como corresponde desde la semana que viene, tenemos que hacer varios balances para saber qué tenemos, qué necesitamos, con qué vamos a contar el año que viene. Todos queremos tener lo mejor pero la realidad es que lo económico te marca el rumbo", manifestó Aróstegui.

Sobre lo futbolístico, en la conferencia de prensa del pasado jueves, el presidente de Sportivo Belgrano fue claro y sostuvo que una de sus ideas principales es darles más lugar a los jugadores formados en el club.

"La idea principal mía es darle más participación a los chicos que están preparados, para que jueguen o estén en el plantel de primera división. Sumados a los chicos que tienen contrato, que son profesionales, a algunos jugadores que pueden llegar, el resto se va a complementar con jugadores del club, esa es mi idea y quiero plasmarla", indicó.

Y agregó que "esto se trata de una planificación a largo plazo, de un proyecto de club. Siempre veo la parte formativa como una inversión, y en algún momento el club tiene que sacarle provecho. Por supuesto que a los jugadores del club hay que cuidarlos, no quemarlos, pero hay que meterlos a jugar. De lo contario, no te vas a dar cuenta nunca quién está preparado para jugar, quién acepta la presión, quién está capacitado para estar en una categoría como ésta. En inferiores se venía trabajando muy bien".

Necesita del apoyo de todos

"¿Qué pido yo? Pido que vengan. Me llamaron más de 100 personas diciéndome contá conmigo para lo que necesites. Yo quiero contar con todos, necesitamos contar con todos. Lo que me parece a mí, es que lo más lógico es darles una función a quienes se sumen, no me parece decirles sí vengan y que no tengan nada que hacer, porque no los voy a motivar. Yo te voy a motivar dándote una función, motivándote. Todo eso lo voy a ir descubriendo con el paso del tiempo. La gente en el día a día, falta", aseguró el goleador histórico de la institución en torneos nacionales.

También destacó: "La verdad es que los colaboradores y la comisión, estuvieron siempre presentes, siempre".

Sobre el hecho de asumir como presidente en estas circunstancias, aclaró: "Hubo gente que me decía felicitaciones y yo pensaba, no sé si es esa la palabra. Tengo una doble sensación, yo no me postulé para esto y gané".

En tanto contó: "Lo que sí me preocupaba en un principio era que el socio se despreocupe por el club, que la gente no venga a la cancha, que el sponsors nos deje porque acá en el club no pasó nada, el club no tiene nada que ver".

Por último, y ante la consulta, se encargó de manifestar: "Me siento fuerte y confiado. Confío mucho en que haciendo las cosas con respeto y pasión, se logran buenas cosas. Me pueden salir bien o mal, pero soy muy positivo y peleo siempre por este club".