“Es el premio a mucho laburo”

En las últimas horas, la entrenadora del Club El Tala fue convocada para ser parte del cuerpo técnico de la selección cordobesa sub-15 que estará jugando el Campeonato Argentino en el mes de mayo.

La entrenadora Romina Galliano volvió a nuestra ciudad en este 2019 luego de estar muchos años en Buenos Aires con la intención de alejarse del vóley. Pero nada de esto pasó. Recién llegada recibió una propuesta para trabajar en El Tala y en los últimos días fue convocada para ser parte del cuerpo técnico de la selección cordobesa sub-15 que estará jugando el Campeonato Argentino.

La sanfrancisqueña tenía otros planes para la temporada, quizás un poco alejada de la actividad que ejerció durante años en Estudiantes de La Plata tras su retiro como jugadora. Pero, claro está, su experiencia como jugadora y entrenadora no deja de abrirle puertas y es difícil que se pueda alejar de un deporte que tanto le dio.

Más allá de la tarea que ejerce en la entidad "alba", se prepara junto al seleccionado provincial para lo que será la cita nacional del 13 al 17 de mayo en Colón, Entre Ríos. De esto, de su actualidad en el vóley de nuestra ciudad y tantas otras cosas habló con LA VOZ DE SAN JUSTO en un interesante mano a mano.

La selección

"Es un nuevo desafío. Recién llegada y ya con esta sorpresa. Me llamó hace unas semanas Guillermo De La Fuente, que es el encargado de los cuerpos técnicos de las selecciones provinciales para ofrecerme esto. Ellos en su momento ya habían armado un grupo de trabajo pero por cuestiones laborales una profesora no pudo estar y su idea fue que haya una asistente mujer. Nunca tuve dudas de aceptar, ya había estado en un proceso de selección sub-18 y me había encantado, por eso sentía que no podía decir que no. Hablé acá con la gente del club porque el Argentino es una semana y hay muchos horarios que cubrir, pero enseguida me dijeron que si".

El proceso

"Estoy con muchas expectativas, es una edad muy linda para trabajar. Es un grupo de chicas donde la mayoría no tuvo proceso de selección porque Córdoba hace un par de años decidió no jugar el Argentino sub-13. Hicimos ya las primeras dos concentraciones, las cuales fueron abiertas y estuvimos observando a más de 100 jugadoras, con muy buen nivel, por lo cual tenemos una tarea bastante difícil. Este fin de semana tenemos un nuevo entrenamiento con 36 chicas, algunas de las que ya vimos y con otras que no habían podido ir a la primera concentración por diferentes motivos. Estamos hablando mucho con el cuerpo técnico, viendo para donde vamos a elegir el grupo, porque es muy difícil. Tienen que quedar 14 en el plantel".

Sus jugadoras en El Tala

"A la primera concentración de la selección fueron 3 jugadoras del club (Lucía Castellano, Amparo Miguel y Guadalupe Miguel), de las cuales 2 quedaron. Además Martina Rivarossa que no pudo estar por lesión en el primer entrenamiento y tiene la chance de ir ahora. Eso no me condiciona, es difícil, pero las miradas son bastante objetivas. No podés estar eligiendo por afinidad, porque a veces esas cosas cuestan caros. Lo hablamos mucho con Matías y no estuvo nunca en discusión. En un momento estuvimos decidiendo y a las chicas que son de nuestros clubes se les da la chance por el nivel que tienen y no por la camiseta".

Nada de "tranquilidad"

"No, para nada. De nada de vóley a todo. Pero una de las cosas por las cuales acepté es porque termina en mayo y tuve que acomodar muchas cosas en el trabajo con mi papá, porque me voy una semana y otros días en lo que tampoco voy a estar. Pero está todo dentro de lo mismo, siempre siento que si las cosas a veces se van dando, por algo es. Quizás es el premio a mucho laburo, lo siento así, lo hago porque me gusta y llegó en un momento que lo necesitaba, para terminar de entender que tengo que seguir haciendo esto".

Su actualidad en El Tala

"La verdad que me encontré con algo mucho mejor de lo que pensaba. Estoy muy contenta. Las chicas entrenan, están re bien enseñadas, hay una base muy importante para trabajar que es fundamental. Cuando uno llega a un lugar nuevo tiene que ver por donde empieza y acá estaba bastante claro por donde comenzar. Fuimos a jugar algunos torneos y eso me dio un pantallazo de donde estamos parados y donde seguir trabajando de acá en adelante. Pero estoy súper tranquila y cómoda, se trabaja lindo".

La diferencia con Buenos Aires

"Sigue siendo todo más o menos igual. Hacía mucho que no estaba por acá y si bien no es muy distinto a Buenos Aires, hay cosas que no son iguales. Quería ver por donde iban las cosas. Me encontré con qué los equipos sacan muy bien, pero no reciben tan bien, entonces ahí hay que poner mucho foco porque necesitamos equilibrar, sobre todo con algunos equipos que en individualidades están mejor, pero hay que nivelarlos. Tengo la cabeza "estallada" de todo lo que quiero trabajar, a veces le digo a Sebastián (Ferreyra) que hasta no me alcanza el tiempo en todo lo que quiero trabajar, pero está todo planeado para ir trabajando de a poco. De acá a mayo tengo un objetivo planteado y está charlado con las chicas, veremos en ese momento si se cumple".

El reflejo de sus comienzos

"Hay un reflejo en las chicas, en algunas cosas siempre cambia, pero capaz tiene que ver con el tiempo que vivimos y la tecnología. Quizás yo 5 minutos antes de entrenar no estaba pendiente del teléfono, pero porque no lo tenía o no había. Pero cuando llego a entrenar las chicas ya están y se ponen a jugar dos contra dos, algo que también hacíamos nosotras hace mucho. La verdad es que pensé que eso ya no se hacía y cuando vi que sí, me dio tranquilidad".