Es feliz en la pileta

El nadador morterense Dante Nicola Rhó habló del retorno a la competencia y recordó la complicada situación vivida por el coronavirus que lo tuvo alejado un tiempo de los entrenamientos.

El Provincial celebrado en el natatorio "Georgina Bardach" del estadio Kempes para muchos marcó el regreso a la competencia con todo lo que ello significó en tiempos de pandemia, pero para él además se tradujo en un desafío interior por conocer su rendimiento tras haber superado un severo cuadro de Covid-19. 

Dante Nicola Rhó, quien volvió a disfrutar en el agua, dialogó con LA VOZ DE SAN JUSTO y se mostró satisfecho con el desempeño exhibido en el torneo cordobés, recordó la dura experiencia vivida por el contagio de coronavirus, al tiempo que expuso lo complicado de entrenar ante la incertidumbre que genera la falta de un calendario oficial.  

 "Días atrás participe del primer torneo que realizó la Federación Cordobesa de Natación en la pileta de 50 m Georgina Bardach ubicada en el estadio Kempes, y la verdad es que estoy absolutamente conforme con mi performance. Hacía 13 meses que no nadaba en esa pileta que es bastante complicada pero estuvo bueno, mantuve mis marcas", dijo el nadador morterense sobre la vuelta a las carreras. 

Feliz corolario después de haber padecido los efectos del virus que obligaron a su internación en un nosocomio morterense. "La verdad que fue duro lo que viví con el Covid-19, todo comenzó un día jueves cuando empecé a sentir un dolor corporal raro e intenso y a tener fiebre, los hisopados me daban negativo pero el cuadro en general coincidía con el Covid". 

"Pero el día sábado a la mañana me internaron y fue necesario que me suministren oxígeno porque no estaba saturando bien, estuve hasta el lunes internado y luego cumplí con el aislamiento de 15 días en mi domicilio junto a mi familia", evocó.

Claro que la angustiante coyuntura ya es pasado y Dante sigue entrenando en la pileta del Tiro Federal. "Actualmente me encuentro entrenando normalmente, tratando de "ponerme al día" tanto con la cantidad de metros como con los tiempos", indicó.  

"Pero te cuento que el entrenamiento por recomendación médica lo retomé a los 15 días después de haber recibido el alta, y fue de manera progresiva, día a día iba sumando metros, sintiéndome cómodo y seguro de mi estado físico porque los primeros días sentía aún cierta fatiga", añadió.

Por otra parte, Dante se refirió a lo complicado que le resulta entrenar sin objetivos fijos a la vista. "Ojalá podamos empezar a tener más competencias porque la verdad es que se hace difícil, se complica no tener algún objetivo claro a corto plazo porque te estimula y te mantiene en alerta la preparación y además extraño ver a mis amigos acuáticos y todo lo lindo que vivíamos en los torneos".

En ese sentido finalmente expresó que "mi mayor deseo para este 2021 es tener más torneos y concentraciones donde podamos disfrutar de hacer lo que más nos gusta, que es nadar y competir".