“Hay que hacerse fuerte de local”

Destacó la mediocampista de Antártida Argentina, Paula Balkenende, después de que su equipo perdió los dos primeros partidos del año como visitante y palpitando el debut en su cancha, cuando el sábado venidero el conjunto de Flavio Galoppo reciba la visita de Córdoba Athletic Club Negro por la 3ª fecha del Torneo Oficial Damas B1.

Las chicas de Primera División de Antártida Argentina arrancaron el año competitivo sufriendo dos derrotas de visitante y sin haber convertido un gol, sin embargo, una de las jugadoras más importantes del conjunto "pingüino", Paula Balkenende, se mostró confiada en el potencial del sus compañeras y de cara al partido del sábado venidero, cuando tengan que recibir a Córdoba Athletic Club Negro, subrayó: "Hay que hacerse fuerte de local".

Las "pingüinas", en las primeras dos jornadas del Torneo Oficial Damas B1 que organiza la Federación Cordobesa de Hockey sobre Césped, cayeron primero en la ciudad de Córdoba (2-0 ante La Tablada Rojo) y el último fin de semana en Río Cuarto (frente a Urú Curé por 4 a 0). Más allá de estos marcadores adversos, Balkenende, volante de 19 años, le manifestó a LA VOZ DE SAN JUSTO que "es un torneo difícil, pero tenemos un equipo muy bueno, nos falta adaptarnos como grupo y entendernos mejor".

"La verdad que estás dos fechas nos fue mal y en lo personal me afectó mucho. Nos teníamos mucha fe, pero no se nos dio por diferentes motivos. Un poco nos jugó en contra no poder definir, porque chances de gol tuvimos muchas, y por otro lado nos afectó un poco la parte física porque todas tuvimos que jugar más de un partido", comentó la joven que está estudiando en Córdoba Licenciatura en Kinesiología y Fisioterapia.

Sobre las cosas a corregir después de las dos caídas en el comienzo del campeonato, señaló: "Más que todo debemos mejorar la conexión entre el mediocampo y las delanteras, cosas que tenemos que corregir en los entrenamientos. Las defensoras están haciendo un buen trabajo, los resultados no expresan lo mismo, por eso aclaro que el resultado es relativo. Jugadoras tenemos y todas son buenas, nos falta adaptarnos como grupo y entendernos mejor".

Pensando en mejorar

Acerca del aspecto individual, consideró que "algo que rescato de mí es la autocrítica que tengo, me paso todo el día después del partido pensando en las cosas que hago mal y las que tengo que mejorar. Este último partido tuve muchas cosas a corregir, así que ya estoy pensando en el encuentro que viene y demostrar que puedo dar más. Contra Urú Curé no tuve un buen partido, me costó mucho entenderme y conectar con mis compañeras, pero bueno, todo se puede mejorar y hay que poner lo mejor de uno. Hay que tener la cabeza siempre concentrada, es un torneo difícil y el que baja la cabeza, pierde".

En cuanto a lo que pretende Antártida para este 2019, indicó que "todos los años nuestro objetivo es quedar entre los primeros cuatro equipos (de los 12 clubes, 4 se clasifican al Torneo Proyección Damas A y los 8 restantes juegan la Zona Permanencia). No se nos dio estos últimos años, pero siempre hay que apuntar alto. Tenemos un equipo muy bueno que lo puede lograr tranquilamente. Pero los demás clubes también son de muy buen nivel. Es un torneo difícil".

"Personalmente, mi objetivo es quedar entre los mejores, pero sobre todo demostrar que podemos, que no siempre vamos a perder, y así darle esperanzas a las más chicas del plantel y a las jugadoras que están por venir", enfatizó.

Vivir en Córdoba y el debut en casa

Al hacer referencia a su situación personal, en cuanto a cómo combina el estudio y la práctica del deporte, expresó: "Es complicado vivir en Córdoba, estudiar y viajar cada quince días para jugar. No es lo mismo entrenar todos los días con tus compañeras. Nosotras tenemos que entrenar en dos grupos separados, uno en Córdoba (allí también entrenan otras jugadoras de Antártida: Clara Roasso, Letizia Roasso, Candelaria Moreno, Guadalupe Murúa, Florencia Ferreyra y Clara Lozada) y otro en San Francisco. Pero tratamos de hacer lo mejor posible y sacrificarnos por las que están en San Francisco, por eso más que todo me gustaría conseguir buenos resultados".

Por último, Paula dejó en claro su mensaje para el sábado próximo, cuando Antártida dispute su primer compromiso del año en su cancha de césped sintético ubicada en barrio Las Rosas. "Me parece que ahora hay que hacerse fuerte de local, no tenemos que regalar ni un punto a nadie. Estamos jugando con nuestra gente, en nuestra cancha, tenemos todas las de ganar. Yo no quiero regalarle puntos a nadie mientras estemos jugando de local. Por eso hay que dejar todo en la cancha, como siempre".