“Los clubes están sufriendo mucho”

Aseguró Yanina Peralta, defensora de Antártida Argentina, que además este año -junto a Agustina Giordano- están a cargo Séptima y Octava división. "Lo que más extraño son los viajes para ir a jugar, es algo que se disfruta desde que te subís al colectivo a las seis de la mañana", admitió en referencia al parate por el coronavirus.

Para todos los que practican deportes colectivos, este 2020 ha sido muy complicado ya que la pandemia de coronavirus obligó a las suspensión de las competencias y a realizar los entrenamientos en casa. Yanina Peralta, jugadora de hockey sobre césped del primer equipo de Antártida Argentina, analizó este presente marcado por el Covid-19 y sentenció: "Los clubes están sufriendo mucho".

Por el momento, no hay fecha establecida para el regreso de los entrenamientos de hockey en San Francisco. Aunque vale aclarar que se presentó un protocolo desde la Federación Cordobesa del deporte del palo y la bocha para retornar a las prácticas, pero aún no fue aprobado. "Ojalá pronto podamos volver, el hockey es un deporte donde además de hacer amigos, te hacen parte de una familia porque te encontrás con gente que comparte tu misma pasión y no te querés ir más", subrayó la defensora del conjunto "pingüino" en diálogo con LA VOZ DE SAN JUSTO.

"A nivel personal estoy viviendo la cuarentena bastante bien, obvio que extraño muchísimo la vida que tenía antes de la pandemia, que estaba todo el día en la facultad y cuando salía de ahí me iba al club, y a mi casa llegaba recién a la noche", manifestó Peralta.

"En lo laboral por el momento no estoy trabajando por el tema de que los clubes, específicamente en hockey, no tienen permiso para realizar actividades. Pero si me mantengo muy ocupada con la facultad con el tema de las clases virtuales y los trabajos prácticos", explicó.

Acto seguido, admitió: "Como jugadora, al no estar entrenando, lo sufro muchísimo. Hace desde los diez años que juego al hockey y nunca paré tanto tiempo. Ir a los entrenamientos era olvidarse de todo lo demás, era mi cable a tierra, tantos años que juego y siempre con las mismas ganas esperaba el día del partido, las entradas en calor donde muchas veces poníamos música para bailar, hasta que llegaba el 'profe' y nos teníamos que poner serias".

"Lo que más extraño son los viajes para ir a jugar, es algo que se disfruta desde que te subís al colectivo a las seis de la mañana, cuando ves a todas tus compañeras con cara de dormidas. A la ida se duerme, pero a la vuelta con todas las pilas el parlante y la picada no podían faltar, hayamos perdido, ganado o empatado. Algún que otro baile o coreografía siempre había, felices de hacer lo que nos gusta", indicó la jugadora del equipo de barrio Las Rosas.

"La verdad que se extraña la adrenalina de cada partido importante donde sabíamos que teníamos que darlo todo, los abrazos de gol con mis compañeras defensoras que desde atrás lo gritábamos abrazándonos y nos decíamos 'ahora más que nunca no pasa'. Los alientos cuando una tenía un mal partido 'dale la próxima sale', todo eso y más. En general se extraña todo", aseveró la deportista de 22 años.

Al consultarla sobre si tiene comunicación con la gente de Antártida, sostuvo que "sí, estoy en contacto muy seguido y tengo un grupo de amigas muy lindo. Con el tema del aislamiento nos fuimos adaptando con entrenamientos y charlas virtuales, tenemos rutinas que nos pasa el preparador físico Román Piumatti todas las semanas. Los entrenadores y el preparador físico están siempre metiéndole onda y eso son las cosas que nos incentivan a esperar con tantas ganas el regreso del hockey".

Este año Peralta tuvo como desafío -junto a Agustina Giordano- dirigir a Séptima y Octava división (jugadoras de 11, 12, 13 y 14 años). Al respecto comentó: "Con 'Agus' tenemos un grupo de niñas muy lindo, empezamos el año con muchas ganas, tanto ellas como nosotras. En cada entrenamiento veíamos como se divertían y con la pasión que jugaban al hockey. Con este tiempo de pandemia nos manejábamos enviándoles entrenamientos con palo y bocha que se podían realizar en la casa, además de la rutina que les pasaba el preparador físico. También realizamos reuniones virtuales para saber cómo estaban pasando la cuarentena y para charlar un poco".

"Ayudar al club"

En tanto, acerca del complicado momento económico que atraviesan las instituciones deportivas, con énfasis afirmó: "La verdad que los clubes están sufriendo mucho. Todavía hay gente que no puede trabajar, es el caso de nosotros, lo correcto sería ayudar al club sin dudarlo con las cuotas y ventas que se propongan. Esta situación es difícil para todos".

"Este tiempo me sirvió para valorar muchísimas cosas, en mi caso prácticamente no veía a mi familia porque iba a la facultad, al trabajo y después entrenaba, entonces llegaba a casa de noche. Ahora tengo todo el tiempo del mundo para estar con ellos. Uno se quejaba de la rutina diaria y al fin es lo que más se extraña", aseguró la defensora que juega de "4" (lateral por la derecha).

En cuanto a las medidas del gobierno, "Yani" Peralta dijo que "no debe ser fácil para nadie tomar estas decisiones, uno se va adaptado a estas medidas que se toman y trata de cumplir para el cuidado de uno mismo y de todos en general. Se hace muy difícil cada día con estas restricciones, pero espero que pronto todo se pueda acomodar".

"Para lo que queda de este año mis metas son poder terminarlo de la mejor manera posible, seguir aprendiendo desde casa y entrenar para que la vuelta no sea tan dura", señaló por último.