"Renunciar en este momento era de cobarde, amo a Sportivo"

Así lo indicó el flamante nuevo presidente de la "verde", Juan Manuel Aróstegui, durante la conferencia de prensa que se llevó a cabo en el club y en el cual fue oficializado en el cargo.

A corazón abierto, sin cassette, porque para ello hubiese tenido que dejar de lado la enorme cantidad de emociones y sensaciones que debió atravesar en un puñado de horas. Así, de esa manera, Juan Manuel Aróstegui se sentó en la silla central de la sala de conferencias del estadio "Oscar C. Boero" y pronunció sus primeras palabras como presidente del club de sus amores: Sportivo Belgrano.

Fue impensado, tal como se encargó de aclarar. Pero también dio un mensaje plagado de esperanza y de unión, dejando en claro que primero, siempre, está la institución.

"No es un momento agradable para el club, tampoco era la forma en la que uno pensaba llegar acá en este momento. El que me conoce sabe que siempre dije lo mismo: hay que hacerle frente a las cosas, hay que hacerse cargo, si queremos algo hay que ir en busca de eso. Tengo esa mentalidad. Renunciar en estos momentos me parecía de cobarde, había que hacerse cargo", pronunció el ídolo y goleador histórico de Sportivo Belgrano.

Y rápidamente agregó: "No podía dejar al club en este momento. Amo a Sportivo, es lo que me apasiona, lo quiero defender, lo quiero ver crecer. Todo sucedió muy rápido, tuvimos que tomar la decisión en cuestión de horas y acá estoy, hoy me hago cargo y asumo como presidente".

Posteriormente dejó un mensaje claro para los hinchas y sentó postura: "Tengo otra forma de ver el fútbol, otro criterio de club. Eso no significa que lo que se estaba haciendo estaba mal. Tengo otros proyectos para poder implementar, creo que es momento también, la pandemia nos da tiempo para pensar y rever cosas. El año que viene no habrá descensos en el Federal A y creo que es un buen momento para que el club tome las riendas y empiece a mostrar a sus inferiores, creo mucho en los proyectos".

En ese sentido apuntó también que "hoy (por ayer) estoy acá para dar una mano, para ayudar. La idea mía es formar un proyecto institucional que permanezca más allá de quién esté a cargo de Sportivo, que trascienda en el tiempo. Creo que los proyectos son muy importantes para saber a dónde apuntar, a dónde vamos".

Para ello, "necesito de todos, de la confianza de los sponsors, de los socios y de los hinchas más que nunca. Esto lo sacamos adelante entre todos y esto no es verso. Estoy comprometido pero necesitamos de todos", deslizó Aróstegui.

El secretario del club, Hernán Bernarte (izquierda); el nuevo presidente, Juan Manuel Aróstegui (centro); y el secretario de prensa, Federico Sottano (derecha). 

"Tenemos más de 50 colaboradores y hoy estuvieron todos. Necesito de toda la gente que quiere al club, las puertas están abiertas. Sé que tengo que aprender y con el transcurso de los días y los meses seguramente voy a tener errores pero quiero que sepan que todo lo que voy a hacer, que será consensuado con la comisión, es porque lo creemos para el bien del club", afirmó "Juanma".

Consultado por una opinión acerca de lo que sucedió con Esser, Aróstegui se limitó a señalar que cree en la justicia. "Soy muy respetuoso de la justicia y lo que salga de ahí, va a ser la verdad. La vida privada de cada uno, a mí no me incumbe. El club está sobre todos los nombres", expresó.

Y añadió: "Lo que pasó es independientemente del club, Sportivo no tiene nada que ver. Vamos a dar lo que no tenemos, para que el club salga adelante".

Igualmente enfatizó que su llegada a la presidencia del club se da por "ausentismo", con respecto a Esser. "En la figura del estatuto, asumo por ausentismo", cerró.