Secuelas Históricas

Mano hinchada, ojo en "compota". Secuelas inolvidables que dolieron, duelen, pero desprenden felicidad. Ni Atilio Caraune, ni "Martillo" Roldán señores. Es el "Chinito" Acevedo Campeón Argentino de Ligeros, que visitóLA VOZ DE SAN JUSTO para compartir su logro.

-Chinito ¿estás viajando para Carlos Paz?, le consultamos el viernes. -Sí chicos, ya me siento Campeón Argentino, contestó del otro lado. Y lo consiguió. Optimismo, confianza, trabajo y decisión. Acevedo se traza sueños cortos y los cumple, apostando todo, arriesgando mucho, creyendo que se puede. El "Chinito" es el fiel ejemplo de perseverancia, de lucha por los sueños, de cuanto más a prueba lo ponen, más responde.

El sanfrancisqueños de 23 años (a los 4 años se vino a vivir a nuestra ciudad proveniente de Añatuya, Santiago del Estero) venció por nocaut a Javier "el Heredero" Clavero que no salió al noveno round tras la paliza que le dio el pupilo de Juan Carlos Aguirre y se consagró Campeón Argentino de Ligeros el pasado sábado a la noche: "Yo desbordaba de confianza, porque me siento así, en mí mejor momento, sabía que podía ganar la pelea, era dura, un gran rival, pero ya está, sigo ganando y sigo creyendo que puedo llegar lejos en el boxeo" comenzó diciendo.

-Siempre te sentiste ganador

- Después del primer round dije que soy "yo el campeón argentino", pero en el cuarto se complicó. Nunca me tiré para atrás, sabía que se me iba a venir y yo tenía que contragolpear. Pensé que la ganaba en los primeros rounds porque le pegué mucho. Me gustó la pelea que hice, me la imaginaba. Formamos un gran equipo de trabajo, no caigo todavía con lo que logré, encima no tengo el cinturón en mí poder, cuando lo tenga voy a caer porque estoy casi sin dormir, es un placer enorme, se me están dando todas las cosas.

-¿Hubo una gran y dura preparación?

-Hicimos una peña, juntamos plata para irme a Santa Fe, juntamos todo y entrenamos duro allá, encontramos toda la comodidad, hicimos trabajos casi en triples turnos, mi entrenador físico Bordese me tuvo bajo mucha exigencia, todos hicieron que yo me sienta bien, mis entrenadores, los sparring, todos ayudaron, tengo un gran equipo, trabajamos al modelo profesional.

-Incluiste nutricionista...

-Me cuida mucho María José Montes de Oca, incluso ahora que pasó la pelea, me tengo que seguir cuidando para no subir de peso, cuidar mí peso, soy de buen comer, pero gracias a ella mejoré mucho y me siento muy bien.

-¿Qué sabías de Clavero?

-Lo vi mucho por video, yo lo veía muy duro, es muy duro, me daba cosa aceptar la pelea porque tiene mucha experiencia, lo estudié mucho, le sacamos mucho la ficha, Juan Carlos Aguirre sabe mucho y me da todas las indicaciones, estoy muy bien con eso, cuando vemos al rival, entrenamos hasta tres veces por día, dio sus frutos, lo analizamos tanto que le pudimos ganar.

-Lograste dos títulos en pocos meses...

-Siempre voy de menor a mayor en todo, cuando se dio el Latino, me propuse este Nacional, se me volvió a dar, estoy con muchas ganas y bien de la cabeza, sabía que lo podía ganar, ese título tenía que se mío, me miraba al espejo y decía esto tiene que ser mío, por eso respiré en el octavo y salí a dar con todo la pelea, tengo 23 años y creo que puedo ir por mucho más, voy por mucho más.

¿Qué dice la familia?

-Está feliz, mí mamá todavía se preocupa por el ojo, pero estamos compartiendo mucho, alegres, cenando, contando las cosas, estoy muy emocionado por todo, ellos disfrutan este momento tanto como yo.

-¿Hacía donde vas?

-Voy a defender lo mío, hacer experiencia y quiero salir al exterior, ir por todo, quiero ser Campeón del Mundo, tengo ganas, tengo fuerzas, soy joven, tengo actitud, estoy bien preparado, feliz, bien de la cabeza, ojalá puedo tener la oportunidad de demostrar que quiero vivir de esto y que puedo hacerlo.