“Si no había un título vacante era un empate”

Pablo Villanueva tuvo una gran presentación el sábado en Rosario, en el combate por el título latino mediopesado de la FIB, pero perdió por puntos en un fallo que dejó polémica.

En la noche del sábado, el púgil sanfrancisqueño Pablo Villanueva perdió por puntos en fallo unánime ante Hugo Quiróz, en un combate disputado en Rosario y que tenía en juego el título latino mediopesado de la FIB.

El sanfrancisqueño hizo una gran pelea, fue ganador según la óptica de los periodista de la transmisión oficial, pero los jueces se volcaron para el lado del dueño de casa. A pesar de hacer un buen combate, superar por momentos a su rival, a quien logró tirar a la lona en el octavo asalto, Villanueva sufrió un fallo localista, uno más de tantos que se ven a menudo en el boxeo.

Será tiempo ahora de descanso para el pupilo de Ruffino y en pocos días volverá a trabajar para ir por un nuevo desafío. Ya en la tranquilidad de su hogar, LA VOZ DE SAN JUSTO se comunicó con Villanueva, quien expresó sus sensaciones.

Su balance

Sobre lo acontecido en Rosario, dijo: "No volví a ver la pelea, solo algunos videos que me pasaron de ciertos pasajes. Esta mañana (domingo) en el desayuno nos hemos encontrado con la gente de la televisión, con el árbitro y hablamos un poco, pero no mucho más que eso. La realidad es que me vine con la sensación agridulce de saber que podría haberme traído el cinturón, pero a la vez estoy contento conmigo, porque dejé todo y no me guardé nada. Se notó que fui a ganar la pelea, de buscar".

A la vez que agregó: "Hablando con gente del boxeo nos manifestaron que no me conocían, que no me habían visto pelear porque no estuve en veladas que hayan sido televisadas y que con esto las puertas se han abierto. Tenemos que estar preparados porque en cualquier momento había un llamado. La imagen que dejé fue positiva y que en la transmisión me hayan dado ganador, es algo bueno".

Su planteo

En cuanto el plan de combate, expresó: "El planteo por mi estilo de boxeo era tratar de mantenerlo siempre en la media o larga distancia y no dejarlo llegar. Los dos primeros rounds no podía encontrar esa distancia y el tiempo, hasta que tuve que hacer un poco su juego, que era ir para adelante y anticiparlo, para plantearle una "guerra", lo que me sirvió para ver algunos cambios. Cuando iba para adelante él no sabía para donde salir. Hasta el séptimo asalto lo pude llevar bien, después entró el cansancio normal y quizás me reprocho lo que fueron los dos últimos rounds, que me faltó un poco ajustar y cerrar mejor. Pero ya el cansancio me empezó a jugar y era más pelear con el corazón".

Al tiempo que añadió: "Ya sabíamos que era un tipo mañoso, que golpea después del corte, que mete manos en la nuca y los riñones, de hecho estoy muy dolorido en la espalda por esas situaciones. Cuando el árbitro nos habla en el vestuario, Hugo le plantea esta situación y el árbitro nos reconoce que ya lo había dirigido y sabía esto, por eso nos dio algunos consejos. Le llamaron la atención varias veces, estuvo al borde del descuento de puntos, pero el árbitro no quiere ser protagonista y a veces permiten esas cosas".

Fue visitante

Las tarjetas de la transmisión lo vieron como ganador, incluso mandó a la lona a su rival, pero no pudo convencer a los jueces, que se volcaron por el dueño de casa. "El boxeo es un deporte de apreciación, tal vez lo premiaron un poco. Me queda ese gusto de qué pude haber cerrado mejor los dos últimos asaltos, a toda máquina y alomejor cambiaba todo. Cuando llega la caída en el octavo round pensé que no se me escapaba más, porque era un combate muy parejo. Cada vez que llegaba al rincón le preguntaba a Hugo como había sido el round y él me fue muy sincero, cuando ganaba y cuando perdía. Quizás si no había un título vacante era un empate, pero tenía que haber un ganador y la localía pesó".

Lo que viene

En cuanto a su futuro, expresó: "Ahora voy a tomarme unos días de descanso, tuve una preparación fuerte y la pelea fue muy dura también. Estoy marcado en la cara, con dolores en algunas partes de cuerpo y todas cosas que conlleva una pelea. Pero después tengo que ver como seguimos, la posibilidad de combatir con Taborda está latente, sé que él anoche (sábado) ganó por nocaut, veremos que pasa. Pero tengo dudas que ellos quieran arriesgar tanto, después de ver lo que pasó en este combate saben que es un riesgo grande, por eso tengo que esperar".

Por último, señaló: "Por otro lado se habló de la posibilidad de la revancha con Quirós, uno siempre pide eso y él nos dijo que sí, la gente de la televisión también dio el visto bueno, pero hay que ver como marcha todo. Tengo un ofrecimiento para pelear el 13 de diciembre en Reconquista, también por la pantalla de TyC Sports, por eso vamos a ir analizando todo. Lo que tengo claro es que estoy con ganas, voy a descansar y después volver a intentar lo que salga".