Sportivo apuesta en grande para la formación de sus jugadores

Juan Manuel Aróstegui, Fabricio Franceschi y Diego Ensabella realizaron un balance del viaje a Buenos Aires con una delegación compuesta por 36 juveniles categoría 2007, en el marco del proceso de captación de futbolistas.

Fabricio Franceschi, Juan Manuel Aróstegui y Diego Ensabella

Luego de su visita a la localidad de Ezeiza, Buenos Aires, para realizar dos entrenamientos en el predio de Boca Juniors ante el combinado "Xeneize", los responsables de la delegación de Sportivo Belgrano -compuesta por 36 juveniles categoría 2007 que juegan en la Liga de Baby Fútbol- realizaron un balance de lo ocurrido entre el 14 y 16 de este mes.

El vicepresidente y coordinador de fútbol amateur del elenco de barrio Alberione, Juan Manuel Aróstegui, el coordinador del área de captación, Fabricio Franceschi, y el coordinador de logística, Diego Ensabella, contaron todos los detalles del proceso que viene llevando adelante el "Verde" y que, en este 2019, sumó una nueva vivencia para los jóvenes con quienes pretende contar en su plantel de la categoría Infantil en 2020.

Desde la gestación de la idea, el vínculo con Boca Juniors, la formación, el poder ser jugador de fútbol profesional en San Francisco sin la necesidad de dejar la ciudad y lo que vivieron los pequeños durante el viaje, todo ello en el mano a mano con LA VOZ DE SAN JUSTO.

 

 -¿Cómo se fue gestando el viaje y la iniciativa de que el selectivo de la 2007 que conformó Sportivo Belgrano pudiera viajar a Buenos Aires?

En base a los contactos entablados con Boca y a los viajes que fuimos realizando, salió la idea de poder llevar adelante esta iniciativa con el área de captación del club.

Era una muy buena oportunidad para llevar a los chicos que Fabricio (Franceschi) había reclutado durante el año. Veíamos que veníamos en desventaja en otros años en la etapa de captación y lo creímos muy oportuno, es algo sin precedentes para Sportivo. (Aróstegui).

 

-¿Cómo fue la selección de estos 36 chicos y el trabajo minucioso que se llevó adelante a lo largo del año en las diferentes canchas del Baby Fútbol?

Todos los años buscamos algún evento interesante para que los chicos nos puedan conocer. Son niños que juegan en sus clubes de Baby Fútbol, que están en sus últimos días en la Liga.

Cuando surgió la posibilidad de concretar el viaje no lo dudamos, fue una oportunidad muy buena para demostrarle a los chicos cómo trabajamos, cómo planificamos un viaje, cómo convivíamos allá, ellos pudieron compartir una vivencia futbolística semiprofesional con las comidas, los cuidados, los entrenamientos y la vestimenta.

Durante el año, y es algo que venimos repitiendo sucesivamente, buscamos elegir un día que no interfiera con el calendario de la Liga de Baby Fútbol, generalmente los domingos a la mañana, para realizar entrenamientos en el predio de Sportivo.

Es muy importante trabajar en esta área, el baby es muy rico potencialmente en jugadores, vienen clubes de afuera a ver jugadores. Queremos cuidar y potenciar lo nuestro. Los papás también te quieren escuchar y por eso estamos en mucho contacto con los padres para enfatizar cómo trabajamos, a qué apuntamos, cuál es nuestra idea de trabajo. (Franceschi)

 

-¿Cómo transcurrió el viaje y cada actividad que se planificó y llevó a cabo?

Había mucha ansiedad de todos, porque era un viaje que se hacía por primera vez con chicos del selectivo de captación. Lo diseñamos para que sea una experiencia que los niños no se olviden más.

Jugamos dos amistosos ante Boca, conseguimos alojamiento y almuerzos gracias a las gestiones realizadas con el club, llevamos adelante también una gestión de recursos para que el dinero no sea un impedimento para ningún chico que seleccionamos.

Había niños que era la primera vez que iban a Buenos Aires, compartir ese momento con ellos fue muy lindo porque a eso apuntamos también con la formación integral, no hay que olvidarse que son chicos. (Ensabella).

 

-¿Cómo los vieron a los chicos?

Muy bien. Tratamos de inculcarles que siempre hay que limpiar, que hay que ser ordenados, saludar y ser respetuosos. Es decir, una serie de hábitos que nosotros le damos a nuestros jugadores y que pretendíamos que ellos vayan observando y asimilando porque la idea es que sean jugadores del club el año próximo. (Ensabella).

 

-En estas edades, cuando un chico decide irse a algún club lejos de su familia el desarraigo suele ser un factor negativo que pesa y mucho, ¿el club apuesta a que puedan permanecer en Sportivo y estar en la ciudad? y ¿qué rol juega el club en estas situaciones?

Existe un gran desarraigo en todas las edades cuando se aleja un niño de su familia pero en temprana edad se siente mucho más. En ocasiones el chico se cansa y al volverse a la ciudad no quiere jugar más al fútbol. Creemos que a los 15 o 16 años es una edad óptima como para emigrar.

Desde lo que proponemos, queremos darle a los padres la seguridad de que trabajamos serio, tenemos las herramientas y nos preparamos para eso. Le damos contención a los chicos y demostramos que podemos darle ese roce con equipos de primer nivel de Argentina.

Más allá de la captación, que es importante, el día a día es vital. Hoy por hoy el club cuenta con su predio, que lo estamos mejorando día a día, la calidad de los profes es muy buena y hay una formación constante.

La idea de la captación es que conozcan cómo trabaja Sportivo Belgrano, no todos saben cómo es el día a día del club y hoy tenemos un nivel de entrenamiento muy bueno, bajo planificación y una idea de juego.

Sportivo Belgrano es el único club en la ciudad que te ofrece la posibilidad de ser un jugador profesional sin irte a otro lugar. (Aróstegui).

 

-¿Cómo es el trabajo de captación sábado tras sábado?

Trato de charlar mucho con los padres de los chicos, son parte importante en la decisión final de los chicos: si sigue jugando, si se queda en la ciudad o si se va a jugar afuera.

Ayudamos a que ese paso de desarraigo sea más corto, que acompañen a sus hijos por más tiempo y después si se quieren ir afuera encantados. Históricamente en Sportivo el jugador que debutó en el Federal o Argentino A o B se tuvo que formar afuera para poder jugar en primera, hoy hay cada vez más chicos que transcurrieron toda la etapa de formación en el club y están jugando en el Federal A.

Es una apuesta a futuro, qué mejor para nosotros que de acá a 6 años haya aún más jugadores locales en el plantel profesional pero es un proceso y demanda tiempo. (Franceschi)

 

-¿Qué importancia tiene que el propio club salga a buscar al jugador y a hablar con los padres?

Años atrás, la política del club era que si un jugador quería jugar en Sportivo tenía que venir. Hoy en día el papá espera el mimo del club. Se nota mucho por cómo se prestan los padres para hablar y asesorarse al respecto. (Franceschi).

 

-¿Cómo vieron desde Boca el trabajo formativo que viene haciendo Sportivo Belgrano?

Tuvimos las felicitaciones de Boca por la prueba que se llevó a cabo en la ciudad, por su organización y la cantidad y calidad de jugadores. Eso hizo que el vínculo creciera y que le pongan el ojo a esta zona.

Los chicos de Sportivo que fueron a probarse a Boca (un total de 14) estuvieron a la altura y eso quiere decir que vamos por buen camino. Queremos trabajar como un equipo de AFA, con las limitaciones y virtudes que tenemos, como ser el club más grande de toda la región.