Sueña con ser “Pantera”

Valentina González participará desde el próximo lunes en el Cenard de la primera convocatoria del seleccionado mayor femenino que dirige Hernán Ferraro.

Podría decirse que lleva estampada la camiseta. A partir de 2012 y con 14 años de edad estableció el vínculo con la Selección Argentina femenina de voleibol integrando distintas categorías menores con las que inclusive llegó a participar de dos citas mundialistas -Perú 2015 y México 2017- con todo lo que ello significa.

Perseverancia, esfuerzo y talento contribuyeron a sostener ese idilio con la "celeste y blanca" a través de los diferentes procesos. Hoy con esos mismos atributos irá por más, aunque la vara sea más alta. Es que hace poco recibió la grata noticia de integrar la primera lista de la división mayor, Las Panteras, que bajo la conducción de Hernán Ferraro iniciará una nueva etapa de cara a un exigente calendario internacional.

Esperando sumarse a ese grupo de jugadoras que a partir del lunes 22 del corriente entrenará por dos semanas en el Cenard, Valentina González (21) llegó desde La Plata para "recargar pilas" en el seno familiar y junto a sus afectos. Oportunidad que aprovechó LA VOZ DE SAN JUSTO para dialogar con la líbero de Estudiantes quien se refirió a este nuevo desafío en su carrera deportiva en el que sueña con convertirse en "Pantera".

-¿Haber sido convocada para entrenar con la selección mayor es un sueño hecho realidad?

-Desde chica siempre soñaba con estar en la selección, más precisamente con las mayores, y haber sido citada para esta observación en el Cenard, la verdad que me llenó de alegría, en verdad es un sueño que voy a cumplir y espero disfrutarlo mucho. Es una linda oportunidad para seguir superándome como jugadora.

-¿Se trata de un premio a tu positiva actualidad?

- Creo que tiene que ver con mi desempeño en la Liga, pero más que nada entiendo que este entrenador quiere ver a la mayor cantidad de jugadoras para después hacer un grupo grande como para ir rotando en todos los torneos que la selección afrontará hasta fin de año.

-Sos consciente que será una prueba exigente...

-A medida que vas creciendo las metas cada vez son más difíciles. Aquí ya no es la camada 1999-98 sino que hay chicas más grandes, pero bueno, no soy de achicarme, vamos a pelearla.

-Radicarte en La Plata valió la pena para potenciar tu crecimiento...

-Sin dudas, ya hace tres años que vivo en La Plata donde también curso mi tercer año de abogacía. Si bien el 9 de Julio Olímpico de Freyre es un excelente club, había llegado el momento de rodearme de la mejor competencia del país y que está en Buenos Aires, dale la vuelta que quieras, lo mejor está en la Metropolitana. Ese nivel no lo tiene ninguna provincia por la cantidad de entrenamientos, partidos y calidad de los rivales. Necesitaba dar ese salto de calidad.

-¿Banco Provincia como Estudiantes te brindaron las herramientas necesarias para seguir superándote?

-Seguro, Banco me permitió crecer pero siempre uno necesita cambios que la renueven y en Estudiantes estoy en un gran club, con un estupendo grupo humano y un excelente entrenador como Eduardo Rodríguez que me conoce y sabe sacar lo mejor de mí.

No creo ser la jugadora de hace cuatro años atrás, el crecimiento se dio e influyó mucho en mi seguridad, por lo que siempre fui titular en los equipos que me tocó integrar en la División de Honor.

-Seguís jugando al límite, sin importar lo arriesgado de la jugada...

-Así es...lo que no se negocia nunca es la actitud, ese es mi lema. Te pueden no salir las cosas, podes estar en un mal día, pero la actitud siempre debe estar al menos eso es lo que creo.

-¿Entonces te sentís cómoda en tu nuevo club?

-Estoy muy cómoda, a las chicas las conocía de antes y sobre todo al entrenador quien es de Sunchales y a quien muchas veces enfrenté porque supo dirigir a Unión San Guillermo. El nos brinda mucha confianza en la cancha y eso es fundamental para que una jugadora pueda dar su mejor performance en cada partido.

-¿Quedaste satisfecha con la actuación del equipo en la Liga Nacional?

-Hicimos una buena campaña, nos despedimos en cuartos de final ante Gimnasia y quedamos quinta en la Liga Nacional y en la Copa Chulo Olmo tampoco pudimos acceder a las semifinales. Pero en ese certamen Estudiantes presentó un equipo alternativo sin las habituales titulares para darle mayor rodaje a las juveniles.

Ahora nos preparamos para lo que se viene que son la Copa Metropolitana que empieza en mayo y la Liga Metropolitana que arranca en julio, este es un campeonato importante, que te exige mucho por la cantidad de partidos frente a duros rivales.

-¿Cuál es el objetivo central?

-Mi objetivo es la selección mayor, lo máximo a lo que uno puede aspirar. Estoy con mucha fe y con ganas de pelearle el puesto a las que ya sabemos tienen más chances o que participaron en la mayoría de los torneos, por ejemplo Tatiana Rizzo actual líbero de Boca Juniors.

-¿A propósito con quienes disputarás el puesto?

- Somos cuatro, las que van a observar por lo pronto son Virginia Granados de Gimnasia de La Plata, Morena Martínez que ahora está jugando en el exterior, Tatiana Rizzo y yo.

Será una dura lucha con grandes jugadoras, un lindo desafío. Así que estoy confiada en poder desarrollar dos buenas semanas de entrenamiento.

-¿Vas a llegar bien física como psicológicamente a esta evaluación?

-Sí, tuve unos días de descanso y ahora aproveché para "recargar pilas" con la familia y amigos hasta el fin de semana. Estoy yendo al gimnasio del doctor Sergio Vidal y voy a trabajar con Marisol Kolman en lo que es defensa y recepción en el Club Alumni donde el "9" de Freyre abrió una escuelita que lleva mi nombre.

Un gesto que lógicamente me enorgulleció y por eso agradezco públicamente a la gente de Freyre, a Paco (Pablo Baldo) y Tobeto (Roberto Rittiner). En realidad con el "9" tengo un sentimiento muy especial.

-¿Entonces la idea es convertirte en "Pantera"?

-Vamos a pelearla y disfrutarla porque es una oportunidad en la que me voy a reunir con las mejores jugadoras del país. Por suerte las conozco a la mayoría por haber jugado Liga y otras con las que fui compañeras en las selecciones menores de la Argentina así que eso te da más tranquilidad y confianza.

-¿Cómo definirías al mundo de la Selección?

-Podría decirte que es un lugar especial, al que lógicamente no llegan todos y por ende me considero una privilegiada de poder habitarlo. Fue lo mejor que me pudo pasar.

Si bien es hermoso vestir la camiseta y parecería que todo es color de rosa, se trata de un largo camino que implica mucho esfuerzo, sacrificio y responsabilid