Alisio: “Volví con un sabor agridulce”

El fin de semana en Termas de Río Hondo se corrió la octava fecha del año del Turismo Santafesino 1.800cc, donde el sanfrancisqueño Juan Pablo Alisio no pudo completar lo que en la previa parecía iba a ser un gran fin de semana.

Tras un gran comienzo, con buenos tiempos en las tandas de entrenamientos, clasificación y serie, en la final Alisio tuvo que desertar por un problema eléctrico en su auto.

Sobre lo acontecido en Santiago del Estero, Alisio explicó: "Volví con un sabor agridulce. Contento por lo realizado el día sábado, donde fui uno de los más rápidos en cada salida a pista, siendo el mejor en una tanda de entrenamientos y en la primera clasificación, con una buena diferencia. No lo pude plasmar en la segunda clasificación y quedé muy cerca de hacer la "Pole" porque tuve un pequeño inconveniente en la caja. Pero trabajamos mucho con el equipo que me entregó un gran auto y anduve rápido en un hermoso circuito como lo es este trazado internacional de Termas de Río Hondo de 4.806 metros de extensión y donde volvimos con el Car Show Santafesino luego de dos años de ausencia".

A la vez que agregó: "El domingo en la serie largué primero. Hicimos unos retoques en el auto para ir rápido pero nos jugó una mala pasada y fuimos más lentos. Así y todo en un toque con Bonomo se torció el amortiguador y pude llegar segundo. Sabía que para la final tenía un buen auto. Largué cuarto y me posicioné segundo ya en la primera vuelta. Tenía un auto para ganar, estaba confiado, pero lamentablemente un giro más tarde tuve que abandonar por un problema en el distribuidor que hizo que se parara el motor. Me amargué mucho por eso, pero a la vez estoy contento por como anda el auto. Estoy seguro que éramos serios candidatos a la victoria porque todavía quedaba mucho por delante en la competencia".

Por otra parte, expresó: "Pude ser competitivo en una categoría muy exigente, que cada vez se está profesionalizando más y los que están peleando el campeonato apuestan a probar mucho. Nosotros con nuestro trabajo, tanto en lo personal como los chicos del equipo, nos subimos al auto en cada carrera y haber funcionado tan bien nos deja muy contentos".

Por último, indicó: "La clave de este lindo momento deportivo que estoy pasando fue encontrar un grupo de trabajo que tire para adelante, que sabemos que vamos a divertirnos el fin de semana, no solo a querer buscar un resultado. Estoy con gente muy confiable, que es difícil de conseguir en este ambiente y por eso estamos tan bien. Tengo un auto competitivo gracias a Germán Loretán que trabaja en el chasis, al motor que me entrega Esteban Pou y al gran laburo de los hermanos Sábolo que confían en mí, al igual que el "Guri" Della Santina y Adrián quienes trabajan sobre el auto. Los resultados llegan solos, nunca esperaba poder estar entre los de adelante y queremos mantenernos allí e ir por más".