“Lo único que quería era llegar”

Luego de un comienzo complicado, con dos accidentes consecutivos en las dos primeras fechas del año en los autódromos de La Plata y La Pampa que lo dejaron en su momento sin ver poder la bandera a cuadros y con daños importantes en el Ford Fiesta Kinetic que alista el equipo de Diego Gay en Córdoba, el pasado fin de semana en Posadas, lugar donde se desarrolló la tercera fecha de la Clase 2 del Turismo Nacional, Tomás Brezzo pudo al menos cumplir el primer objetivo, que era finalizar la competencia, haciéndolo además dentro de los 20 primeros.

En diálogo con Mundo Motor, el joven piloto de Brinkmann contó cómo fue la actividad en tierras misioneras y además explicó que la situación económica es "grave", lo cual lo haría bajarse del TN al menos en la siguiente fecha, con posibilidad de no volver en lo que resta de la temporada. 

- ¿Cómo fue la actividad en Posadas para vos?

- Empezamos el viernes en los entrenamientos con una falla en el motor, pero lo pudimos solucionar para la clasificación del sábado. En la tanda clasificatoria venía haciendo buenos parciales y en la recta más larga, cuando voy a meter los cambios, se me rompe un resorte de la caja, lo cual me hizo perder mucho tiempo y quedé retrasado. En mi serie largué atrás, en una curva entré pasado y me fui afuera, por suerte sin romper nada del auto. Esto me hizo largar último la final y pude llegar en el puesto 17º de manera tranquila.

- ¿Qué balance hacen más allá del resultado?

- El balance es positivo más allá del resultado. Lo único que quería era llegar y dejar atrás los accidentes que había tenido en las dos primeras fechas. Poder terminar la actividad sin problemas nos dejó tranquilos, trajimos el auto sano que era lo importante esta vez. La lluvia me complicó mucho y se hacía difícil poder manejar, porque realmente no se veía nada. Además, en lo personal tengo poca experiencia en carreras con mucha lluvia y me complica mucho, por eso fui con sumo cuidado, no quería cometer errores. Veía que los de adelante se tocaban mucho, lo cual me hizo avanzar varios puestos. La realidad es que hice pocas maniobras de sobrepaso, lo que quería era llegar y nada más. 

La nota completa en al edición de papel de este jueves en Mundo Motor.