“Me saqué una mochila grande”

Afirmó el piloto sanfrancisqueño Nicolás Aimar, quien logró anticipadamente el pasado fin de semana en Termas de Río Hondo el título de la actual temporada del Fiat 600 TS dentro de lo que fue una nueva presentación del Car Show Santafesino, aún cuando todavía restan dos fechas para el final del año.

El juvenil piloto local que se inició en el karting donde compitió durante varios años, afrontó en 2018 su quinta temporada en una de las divisionales más históricas del automovilismo santafesino como lo es el Fiat 600 TS. Con solo 21 años de edad pero demostrando a lo largo del actual certamen contundencia y regularidad pudo lograr una clara diferencia respecto a sus perseguidores y logró el máximo objetivo en la 45ª temporada de vida de esta categoría.

Ya con el campeonato bajo el brazo, en la tranquilidad de su hogar, dialogó con Mundo Motor y expresó lo siguiente:

 - ¿Qué sensaciones tenés tras la obtención de este título?

- La realidad es que la idea fue ir a Termas a pelear lo más adelante posible para que no me descuenten puntos en el campeonato los que venían atrás. Quería mantener la diferencia, que era de una carrera y media. Estaba tranquilo, pero no quería descuidar nada porque se trataba de una fecha doble. Había muchos autos, sabía que iba a ser todo muy competitivo y tenía que correr con inteligencia. Se dio todo muy lindo, correr en el circuito de Termas es especial, un sueño, más aún por como se me dieron las cosas y que me pude quedar con el título en definitiva.

- ¿Qué balance hacés de la carrera del fin de semana?

- Sabía que tenía que salir con todo en las clasificaciones para posicionarme adelante y evitar un poco el tráfico que se podía dar atrás después en carrera. En la primera tanda tuve algunos problemas en los frenos y quedé sexto. Gracias a Sergio Toledo pude solucionar eso y en la segunda clasificación ya anduve mejor, quedando segundo en los registros. Con esas posiciones estaba tranquilo, porque en esta categoría ayuda mucho la succión. Es decir, en la primera carrera largaba sexto y para la segunda desde el segundo lugar.

- Y las finales...

- La final del sábado fue muy linda, desde el principio avancé y estuve peleando entre los de arriba. En la tercera vuelta quedé primero y traté de escaparme pero en la última vuelta hubo una linda pelea con Luis Cifré y Leandro Cantelli, hasta que en la última curva me pude quedar con la victoria en una muy linda definición. En la segunda final no salí pensando en la victoria, porque la diferencia en el campeonato ya la había hecho en la primera competencia, ampliando notablemente mi ventaja. Desde el principio fui conservando el auto de los golpes, decidí levantar y no arriesgar en ninguna maniobra con otro rival. Me quedé atrás viendo como se daba todo adelante, pero priorizando sumar que era lo importante. Me salió todo perfecto, arribé quinto en pista pero luego excluyeron por técnica al ganador y con el cuarto puesto me aseguré el campeonato.

- ¿Quiénes trabajan con tu auto?

- Esta fue la primera temporada completa que al auto lo trabajamos nosotros en el taller, con mi papá, en lo que respecta al chasis. Después, en carrera, acomodamos todo junto con Esteban Ghietti que es un gran amigo. Ulises Bertone me arma el motor en Rafaela y la verdad hizo un gran trabajo porque fue contundente durante todo el año, es la primera vez que en todas las carreras estamos en un alto nivel y eso hizo la diferencia. También nos da una mano Néstor Depetris con en el armado de la caja.

- ¿Más allá del título sentís que fue un año perfecto en cuanto a resultados?

- Los resultados fueron muy buenos. De las 8 carreras finales que se llevan disputadas en 6 estuve dentro de los tres mejores, obteniendo dos victorias. Las otras dos carreras terminé en el cuarto lugar, peleando adelante y sumando siempre bien. Lo que marcó la diferencia fue la constancia y que el auto no se cayó en ningún momento. Ahora, en lo que queda de la temporada tengo que ir a disfrutar, ya me saqué una mochila grande que era tener el campeonato en las manos y no quería echarlo a perder. De ahora en más van a ser carreras sin tener que pensar demasiado y buscando disfrutar. Había logrado el subcampeonato en 2016, pero ahora por fin se da el poder tener el "1". 

- ¿Qué objetivos tienen para la temporada que viene?

- La idea es saltar de categoría, ir al Turismo Fiat Santafesino o al Turismo Promocional con un Fiat Uno, pero la realidad es que no hay nada confirmado. Tenemos que seguir analizando todo. Al auto lo estamos armando, está casi listo, la idea era presentarlo en la última fecha de este año pero no creo que lleguemos.

- Agradecimientos

- El agradecimiento es para los auspiciantes: Esso Servicentro Norte de Luis y Norberto Mondino, LM Pinturas y Plegados San Nicolás, que son los que me apoyan en todas las carreras. También agradecerle a Diego y Tomás Dalmazzo que están siempre presente con su familia. A mi novia Guadalupe Ron, a Esteban Ghietti, a mi familia que sin ellos esto no sería posible, a Sergio Toledo, a Ulises Bertone y Néstor Depetris por la ayuda en el auto.