Mucho más que una victoria

Tres pilotos amateurs de nuestra ciudad compitieron en las 6 Horas de Carlos Paz para motos anteriores a 1959 y se quedaron con el triunfo en su categoría, pero lo más importante será el recuerdo de un fin de semana inolvidable.

En el momento en que Raúl Giacardi cruzó la meta bajo la bandera a cuadros a bordo de la Jawa modelo 1957, no solo se consumó una victoria deportiva sino que la coronación de un fin de semana que los protagonistas de esta historia difícilmente puedan olvidar.

Giaccardi, junto a César Bossa y Alberto Barrios participaron de la tercera edición de las 6 Horas de Carlos Paz, una competencia reservadas para motos anteriores a 1959 y más allá de la carrera en sí disfrutaron de tres días haciendo lo que les apasiona y compartiendo con pilotos de distintos puntos del país, con el "bonus" de traerse el triunfo en su categoría.

Los tres sanfrancisqueños son pilotos amateurs, apasionados por las motos y dedicados a tener a la Jawa 350 cc. Lo más impecable posible. Denominaron al equipo BGB Jawa Racing Sport y viajaron a Carlos Paz para ver de qué se trataba este evento que se está ganando un nombre muy importante.

Pero a no confundir: más allá de la camadería, todos se preparan y hacen sus máximos esfuerzos para ganar. El circuito callejero del parque de la Costanera fue testigo del paso de estas verdaderas joyitas de la mecánica del siglo pasado, en una mezcla de diversión y nostalgia.

Barrios narró de qué se trató la cosa: "La actividad comenzó el viernes pero la carrera propiamente dicha fue el día domingo. Consistió en una carrera de velocidad y resistencia ya que se trataba de quién daba la mayor cantidad de vueltas en las 6 horas. La categoría que integramos nosotros fue 2 Tiempos Estándar".

Y no les fue nada mal: "Logramos el primer puesto en nuestra categoría con 200 vueltas en un tiempo de 6:03:54:165 y en la categoría de motos 2 Tiempos especiales de competición, quedamos en el 4to puesto de 16 motos y en la general de 38 motos, salimos en el 12 puesto. La moto anduvo perfecto, no tuvimos averías más que una pequeña circunstancia que la pudimos salvar rápida y prolijamente. Los tres pilotos contábamos con todas las medidas de seguridad respecto de la indumentaria como del uso del casco".

"Fue algo muy divertido y muy rápido. Por nuestra parte los tres pilotos somos amateurs, tanto César cómo Raúl son 'moteros' y viajeros de muchos kilómetros  recorridos, mientras que por mi parte no tanto, por ende fueron son los gladiadores y grandes artífices de la gran victoria, mientras que por mi parte manejo moto pero con mucha menor experiencia. Fue una alegría enorme traer para San Francisco y la zona la victoria y bueno la mejor posición dentro de las motos preparadas donde ahí si confluían una gran cantidad de pilotos experimentados en competir en carreras profesionales", agregó.

 

Una experiencia muy valiosa

Barrios hizo un párrafo especial para lo extra deportivo: "Realmente fue muy emocionante, estar todo el fin de semana rodeados de amigos y de la familia que estuvo presente con nosotros de modo incondicional y recibir el apoyo de mucha gente de San Francisco que enterándose de nuestra participación también se acercó. Realmente para nosotros fue algo histórico y muy emocionante, porque en San Francisco nunca hubo una representación en esta circunstancia respecto de este tipo de carreras con motos antiguas y siempre hablando de carácter amateur".

Luego contó un detalle de color: "Es de destacar que estuvo compitiendo René Zanatta, entre otros profesionales, quienes se  condujeron del modo más cauto, habida cuenta de que la carrera fue muy linda pero con ciertos riesgos por lo veloz del circuito.

"Además de haber logrado el triunfo el equipo, lo más emocionante y gratificante fue ver a Raúl Giacardi llevar y recibir la bandera a cuadros después de la maratónica jornada de 6 horas de carrera. Es de destacar la gran labor de los organizadores del evento, siendo este un digno espectáculo para recomendar y participar", finalizó.