Que se vayan todos


Toti Pasman

En el 2001 durante el trágico estallido social nació de la sociedad un auténtico y legítimo pedido: "que se vayan todos los políticos", funcionó a medias, el voto suele no perdonar, pero muchos históricos siguen viviendo de la función pública, y por ende de nuestro dinero, Felipe Sola, Elisa Carrio y Alfonsín junior, son claros ejemplos. Otros, como Cristina y Duhalde siguen marcando la agenda política día a día, se presenten o no a una elección.igen, y el grupo español Mediapro.

¿Para cuándo un "que se vayan todos" del fútbol? Como en la política nacional, nadie en la política deportiva deja su silla, prefieren convivir y pactar con los peores mafiosos, los barras brava, antes que pasar al anónimato.

¿Cómo puede ser que el señor Mitjans no haya renunciado a la presidencia del tribunal de disciplina tras la escandalosa escucha difundida con Angelici? ¿Cómo puede ser que Sergio Marchi anuncie un paro de futbolistas cuando aún no explicó los millones de dólares que tenía escondidos en una caja de seguridad pagados vía Fútbol Para Todos?

¿Cómo pueder ser que quieran seguir rosqueando para por ejemplo evitar que la Conmebol estudie la idoneidad de los candidatos a la presidencia de la AFA? ¿Cómo puede ser que sigan extorsionando para que Chiqui Tapia presida la AFA?

Nadie se quiere ir del fútbol. Grondona perdió su vida en su lucha por ser eterno. Pero qué curioso, la democracia futbolera, como la nacional, es efectiva y en algún punto funciona, así Pasarella y Aguilar no pueden pisar el Monumental, Cantero no puede ir a la cancha de Independiente, Otero y Lalin tampoco andan por Avellaneda, Portell no puede pisar Banfield ni Babington, Parque de los Patricios.

Miele fue sacado por los socios de San Lorenzo a pesar de construir un estadio, Luis Segura es mala palabra en La Paternal, por citar los casos más emblemáticos.

La conclusión es que el socio no deja que jodan con su club, los echa a patadas, situación que provoca que muchos impresentables dirigentes emigren a la falta de control popular de los hinchas a la clandestinidad y protección que asegura la AFA.

Por eso se la pasaron transando dos años seguidos comiendo asados, porque en la AFA votan solo 46 voluntades que negocian contratos de 40 mil millones con las empresas de TV, espero que se entienda bien pero hay que perseguir a esos dirigentes para que nunca más estén en los clubes ni en la AFA. Porque no tienen dignidad y no van a renunciar. El único que lo hizo fue Gerardo Salorio a pesar de haber ganado 5 mundiales juveniles.