Crónica de un final anunciado

El kazajo Gennady Golovkin noqueó en el segundo asalto al estadounidense Vanes Martyrosian y conservó sus títulos de la AMB, CMB y FIB de los pesos medianos.

El pasado sábado en el Stub Hub de Carson (California) Estados Unidos, el kazajo Gennady Golovkin (72,574) lo puso de bruces al piso en tan solo dos asaltos al armenio asentado en el país del norte Vanes Martirosyan (72,393) con un nocaut de antología y a la vez muy dañino para la humanidad del pretendiente.

Con valentía, gran carácter y amor propio el retador a la triple corona se prendió al dame que te doy y lo pago muy caro, aunque capaz no tenía ninguna otra alternativa para ofrecer a más de un puñetazo providencial que lo acercara a tocar el cielo con una victoria consagratoria.

Y el de Kazajistán a su vez aventó su sequia de nocaut en sus más recientes combates ante el moreno norteamericano oriundo de Brooklyn Daniel Jacob, y por supuesto, con el mexicano Saúl Álvarez en septiembre de 2016, siendo que el noqueador de raza y estirpe solo se nutre de triturar rivales. Post-pelea, ya en rueda de prensa "GGG" comentó: "si Canelo está preparado yo también lo estoy, listo para hacer el desempate, aquí están mis cinturones AMB, CMB y FIB" sobre la mesa.

En el combate de respaldo de esta velada internacional la invicta la colombiana Cecilia Braehkus (33-0 y 9ko) radicada en Noruega desde hace varios años a esta parte y considerada como la mejor del mundo, hoy por hoy, se impuso en un encarnizado match sobre su retadora norteamericana Kali Reis (13-7-1 y 4ko) esta última en una actuación descollante la tuvo por el suelo en el séptimo asalto. Aunque a la hora del fallo los tres jueces inclinaron la balanza hacia la tricampeona, con estos guarismos; 97-92,96-93 y 96-93.

Ramírez retuvo su corona

El pasado sábado en su propia casa, el Club Central de Coronda, abarrotado de público el peleador local Diego Ramírez (66,650) retuvo su corona Latino welter de la Organización de Boxeo después de vencer en 10 asaltos a su retador chubutense Walter Castillo (66,650).

Pícaro, efectivo, y con buen traslado de piernas y gran alcance de brazos, además su perfil zurdo Ramírez se convirtió en una pesadilla para el valeroso pugilista del sur del país.

Además, el santafesino Emiliano Pucheta (71.900) lo venció por nocaut técnico en el sexto asalto al cordobés de Marcos Juárez, Joaquín Lingua (72,700). En tanto que el santafesino Carlos Rivas (66,300) lo venció por nocaut efectivo en el tercer round al bonaerense Cristian Callurerovich. Con promoción de Osvaldo Rivero.