El regreso de Lucas

El retorno al ring del excampeón mundial Lucas Martín Matthysse de 34 años se hizo realidad meses atrás a través de una noticia publicada por el diario "Democracia" de su ciudad natal Chubut, el que anuncio además su participación como semifondista del combate que sostendrán los mejicanos Saúl Álvarez y Julio César Chaves Jr. el 6 de mayo próximo, en el escenario del T-Movile Arena de Las Vegas (EE; UU).

Proveniente de una familia que transpira boxeo, su padre Mario lo fue desde 1978 hasta 1989 en el campo profesional realizando en total 61 combates, también su hermano Walter Dario un peso welter con perfil noqueador que se mantuvo invicto en 23 combates profesionales. Hasta que se topó con el colosal estadounidense Paul Williams un cuco de mediados de la década del 2000 que fue conocido grey boxística a través de sus dos peleas con el excampeón mundial mediano Sergio "Maravilla" Martínez.

El micrófono o el grabador de un periodista resulta casi siempre un inhibidor para cualquier atleta boxeador o promotor, en este caso puntual, eso mismo ocurrió en marzo del año pasado durante la visita que nos hizo el promotor Mario Arano a los estudios de AM 1050 para dar difusión a su evento en el Club San Isidro, aunque unas horas después de la medianoche en un comedor lejano al centro de la ciudad en una mesa que compartimos con él y Marcelo González, junto a Juan Domingo Roldan y Hugo Ruffino y otros, en tono confidencial contó que Lucas estaba económicamente "hecho" con grandes hectáreas de campo y edificios de alto y una suculenta cuenta en dólares. Y que el box ya era para él un recuerdo.

Palabras más o menos. Esta decisión fue solamente de Lucas Martín Matthysse, y nadie más, ya está en el país del norte a la espera de la cuenta regresiva que lo devolverá al encordado para medirse con el moreno estadounidense Emmanuel Taylor.