Narváez decepcionó

El mejor análisis de la pelea deOmar Narváez de la mano de Jorge Cappanera en Ring Side.

Rotundo fracaso de quién peleo a no pelear, en vez optó por cuidar su pellejo ante un oponente que lo doblegó en altura y potencia eligió caminar el cuadrilátero y a estar siempre atento a los arrebatos del treintañero moreno sudafricano Zolani Teté (53,500).

De antemano, tanto Osvaldo Rivero su promotor y el mismo Omar Narváez (53,420) sabían que el reto era monetariamente jugoso y la vez riesgoso en lo deportivo por lo tanto accedieron a hacer el papel de partenaire y ejecutar una partitura bien defensiva tal como lo hizo ante el filipino Nonito Donaire en octubre de 2011, en el Madison Square Garden de Nueva York, donde perdió por puntos en 12 asaltos.

Aunque con esa misma partitura, cayó estrepitosamente en 2 asaltos a manos del japonés Naoya Inoue en el Metropolitan Gym de Tokio, en último día del año 2014. Fue Narváez campeón mosca y supermosca de la OMB, pero en la búsqueda del cinturón gallo de esta misma organización dejó traslucir que su retiro está a la vuelta de la esquina.

De fondo, en peso pluma, el irlandés Carl Frampton (57,100) lo venció en 10 entretenidos al pegador filipino Nonito Donaire (57,150) después de una gran exhibición de boxeo y guapeza lo superó, entrando y saliendo continuamente de la zona de fuego para no ser blanco fijo de la potencia de su peligroso rival. Y así retuvo su corona ecuménica OMB, en calidad de interinato.