Una muñeca brava

La sanfrancisqueña Candela Giménez, de solo 19 años, debutará este viernes con su primer pelea sobre un ring. En un mundo machista, de golpes y peleas, una joven belleza, intentará crear su propia historia.

A la hora de hablar de boxeo femenino, inmediatamente aparecen en nuestras mentes, pugilistas que no se caracterizan justamente por una estética delicada y femenina. Tal vez, uno desde afuera sospecha que la rudeza del deporte, puede ayudar a las mujeres, a perder la feminidad, pero para contradecir los prejuicios e incluso, romper con los estereotipos, Candela Giménez, pone frente a nosotros, una nueva historia de belleza y puños, una combinación que habitualmente no se ve, que en nuestra ciudad, comenzará a escribirse, desde este viernes por la noche.

La protagonista estelar de esta historia, se llama Candela Giménez, una sanfrancisqueña de solo 19 años, que decidió, hace un tiempo atrás, desafiar el un mundo absolutamente machista, hacer realidad sus sueños y empezar a tejer su propia historia sobre el ring, esa historia que desde este viernes, tendrá un antes y un después.

"Cande" es una muñeca, dulce cuando declara y conversa, "brava" cuando decide calzarse los guantes y entrar en acción. Sonriente, decidida y de carácter firme, la joven pugilista aceptó un mano a mano con LA VOZ DE SAN JUSTO, para contar su historia y así, palpitar la previa de su debut, que se dará en la noche de este viernes, en una velada boxística que se desarrollará en Clucellas.

-¿Cómo y cuando fueron tus comienzos?

-Arranque hace un par de años, me acerque al gimnasio para entrenar con Hugo Ruffino, yo siempre tuve en mente hacer boxeo competitivo, tenía 16 años, pero Ruffino no podía entrenarme para competencia, entonces lo hice recreativo un tiempo, hasta que en diciembre del año pasado, me vine al gimnasio de Federico Brito y arranque con todo.

 ¿Cómo fue ese arranque, esos primeros pasos en el ring?

-Y... hacía solo una semana que estaba entrenando y me probaron con el guanteo, me encantó cuando empecé a hacer guantes, me empecé a meter cada vez más en este mundo, a tal punto que con el correr de los entrenamientos, estaba cada vez más segura de que quería llegar a pelear.

-El amor por el boxeo...¿es hereditario?

-No, en mí familia no hay nadie, todos hacen cualquier otra cosa, pero nadie boxeo, yo de chica ya miraba las peleas y me gustaban todas las actividades de defensa personal y este estilo de deportes, me encanta, el ambiente, las chicas que también vienen a trabajar, lo disfruto mucho.

-¿Qué fuiste encontrando sobre el ring, a la hora de guantear?

-Me siento muy bien, no me canso, llegó bien a cada uno de los round,  aguanto mucho, me encanta practicar así que todo lo que me dice mí entrenador lo hago, incluso los fin de semana, cuando no venimos al gimnasio, agarro y salgo a correr, eso ayuda mucho para mantenerme bien en estado y tener resistencia.

 

-En tu plena juventud, haces un deporte muy exigente y de mucho cuidado, ¿Cómo convivis con eso?

 Y... no es fácil, primero tenes que cuidarte mucho en las comidas, pero a mí edad, cuando todos salen, uno se tiene que cuidar mucho, yo ya termine la secundaria, ahora hice unos cursos, estoy viendo que seguir estudiando, pero me encantaría ser policía, aunque con este deporte uno creo que no puede, por el tema de las peleas, tendría que averiguar, pero me encantaría ser policía.

-¿Perseguís sueños en el boxeo?

 -Me encantaría llegar a ser profesional, voy por todo, ojalá pueda, ojalá se me den los resultados, es difícil llegar en este deporte, pero creo que con sacrificio todo se puede lograr, voy a trabajar mucho para eso.

-Llegó la hora del debut...

-Llegó esto que estaba esperando, este viernes, en Clucellas, peleo con Florencia Ruíz de Rafaela, estoy muy ansiosa y contenta a la vez, tengo ganas de que llegue, saber donde estoy parada y como estuve trabajando, no estoy nerviosa, nada, yo me subo y hago lo que sé hacer, no me importa quien esta en frente.

-¿Ves boxeo en la televisión?

-Todos los fin de semana me paso viendo mucho boxeo, la verdad me encanta, se que es raro que una mujer  se siente a ver boxeo, pero a mí me gusta, por eso lo hago, no me importa lo que digan.

-El boxeo es un deporte machista, con prejuicios...

-Sí, sin dudas que es prejuicioso, todos piensan que las mujeres no podemos hacer boxeo, pero nada que ver, a los chicos no les gusta que una mujer haga boxeo, te lo dicen, porque parecemos peleadoras y por el ambiente, donde siempre hay más chicos, que chicas.

-¿Qué dicen tus amigas sobre esta decisión de pelear?

-Mis amigas me acompañan mucho en esta locura, es sano, es un deporte y me hace bien, tengo una que hace kick Boxing, así que esta cerca del tema, ella me acompaña en todo, las demás me apoyan mucho, estoy muy feliz.

-¿Cuáles son tus expectativas para este viernes?

-Espero que salga todo bien, me tengo mucha fe, tengo solo que subir y hacer lo que sé hacer, mis expectativas son muy grandes, porque he trabajado mucho, estoy feliz y con muchas ganas de pelear, espero que todo termine como lo planeamos.

-¿Tenes alguna referente en el ambiente?

-De chica miraba a la "Tigresa" Acuña, la miraba mucho, siempre, no puedo decir que aprendí, porque no la veo ahora, pero sí me motivaba y quería ser como ella.

-Agradecimientos...

-A toda mí familia que siempre me acompañan, a mí papá en especial, que él hizo mucho sacrificio para comprarme todo, después viene al gimnasio a verme con los guantes, siempre está, acompañando y deseándome lo mejor, después a Federico Brito, mí entrenador, él me ayuda en todo y me enseña para buscar lo mejor de ahora en adelante.